Piden apoyo para concluir centro comunitario

Noé Morales, ex presidente del Club Rotario Tijuana, Marcela Cueto Fraga, presidente Club Rotario Tijuana y Antonio Torres, gobernador de distrito, en la construcción. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Por José Alfredo Jiménez

Tijuana.- Uno de los proyectos principales que actualmente impulsa el Club Rotario Tijuana es la construcción del Centro de Atención Rotaria Tijuana (CART), el cual funcionará para dar clases a estudiantes así como ofrecer diferentes programas a la comunidad.

Por lo mismo, los rotarios solicitan a la comunidad que se sume para poder concretar su construcción.

La presidente del Club Rotario Tijuana, Marcela Cueto Fraga, comentó que dicho espacio está diseñado para que se desarrollen diferentes programas dirigidos a la comunidad, siendo el primer espacio propio del club en la ciudad, y uno de los pocos que existen en el país con ese nivel de infraestructura.

Actualmente el espacio del CART funciona como oficinas para el Club, teniendo sala de juntas y recuerdos históricos como los retratos de los expresidentes.

“En sí, para un centro comunitario son muchas cosas las que pueden suceder para la comunidad, desde jornadas médicas, de vista, odontológicas, entrega de aparatos auditivos, donación de sillas de ruedas, Día de Reyes para niños con discapacidad, se trata de que todo suceda aquí”, dijo la presidente.

Este Centro pretende principalmente dar seguimiento a uno de los proyectos que ya se tienen en la comunidad y que es un éxito: el “Laboratorio John Vaughn”, en el cual se les imparte clases de inglés a niños becados.

Los jóvenes pueden estudiar en el laboratorio seis años y se garantiza que salen hablando inglés al ciento por ciento; también podrán tomar clases de computación, lo cual les abre muchas puertas en el ámbito laboral.

“La idea de tener este centro comunitario es para que vengan estos niños que ahorita están solamente los sábados, que son 30, se vengan aquí a las aulas que tendremos, que serán ocho, pero también con esto creceremos, 400 niños a la semana que estén aquí estudiando inglés, repitiendo el modelo de aprendizaje del laboratorio John Vaughn”, comentó Cueto Fraga.

Este espacio servirá para programas comunitarios y clases de inglés a jóvenes. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Explicó que las clases son impartidas por rotarios estadounidenses pertenecientes al club La Joya, el cual se ha sumado con el club Tijuana para el desarrollo de este laboratorio.

El gobernador de distrito de Club Rotario, Antonio Torres, comentó que lo más importante es poder seguir con los programas para apoyo en inglés y computación a niños destacados con pocos recursos.

“A la fecha ya tenemos 20 años con este programa, y hemos tenido más de 20 profesionistas, algunos con maestría, que han salido de este programa; sacarlos de un medio difícil y darles la oportunidad que tengan una vida mejor ellos y sus familias”, dijo.

Detalló que en México son muy pocos los clubes que tienen sus propias instalaciones: de 35 mil clubes en el territorio nacional, menos del diez por ciento cuenta con ellas.

Marcela Cueto Fraga comentó que el proyecto del CART lleva diez años en desarrollo, y actualmente se tiene detenida la obra por falta de recursos, por lo que se hace el llamado a la sociedad para que se sume y se pueda completar el proyecto para la comunidad.

Agregó que para las donaciones se puede extender un recibo de donatario para deducible de impuestos, además de que el auditorio de las instalaciones puede llevar el nombre de quien haga la donación más grande, esto como un agradecimiento.

Para conocer más y poder sumarse, puede comunicarse en: www.rotarytijuana.org y al teléfono 634 6959.