Pide Sagarpa a beneficiarios del Procampo actualizar datos

MÉXICO.- Los Módulos de Atención del Programa de Actualización de Datos y Expedientes del Directorio del Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo), con el que se trabaja en la integración de un padrón actualizado y georeferenciado, seguirán abiertos el próximo año.

Las personas físicas beneficiarias del Procampo tienen que acudir a los Módulos de Atención, en las fechas y horarios de operación habilitados, con la información que se les requiere: identificación oficial del productor, Clave Única de Registro de Población (CURP), título o documento de propiedad y comprobantes de domicilio y pago de derechos de agua y/o permiso de siembra, así como llenar el Formato Único de Actualización de Datos y Expedientes (Fuade), mismo que se les proporciona en los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader).

Los propietarios registrados como personas morales tienen que presentar el acta constitutiva y/o listado de socios, título de propiedad del (os) predio (s), poderes del representante legal, comprobante de domicilio, cédula fiscal e identificación oficial y CURP del representante legal, así como llenar el Fuade .

Las Delegaciones Estatales de la Sagarpa, los Distritos de Desarrollo Rural y los Cader brindan a los propietarios de predios inscritos en Procampo la información que deben cumplir como parte de este Programa de Actualización.

El objetivo es actualizar el universo de 4.1 millones de expedientes; al cierre de 2011 se atenderá prácticamente a dos millones y el proceso concluirá en 2012 con alrededor de dos millones 100 mil. Con el presupuesto 2011 del Procampo –de alrededor de 14 mil millones de pesos— se apoya a más de cuatro millones 180 mil predios (que representan alrededor de 14 millones de hectáreas), pertenecientes a 2.7 millones de propietarios.

Fomento a la conversión productiva

El otorgamiento de apoyos del Gobierno Federal, mediante el Programa de Apoyos Directos al Campo operado por la Sagarpa, representan el 46.6 por ciento de las personas que participan en el sector primario.

El Procampo, dirigido a los productores y propietarios, beneficia, por ejemplo, a los participantes de los Sistema Producto de granos, que incluye a los de autoconsumo y a los que están integrados a los circuitos de comercialización para lograr un abasto suficiente para el consumo humano y fortalecimiento de la seguridad alimentaria de las familias, así como acopio de las semillas para las diversas cadenas productivas que las utilizan como materia prima.

Los apoyos del Procampo también permiten a los productores involucrarse en los esquemas de conversión productiva de los cultivos para que obtengan mejores precios y participen en proyectos ecológicos de sustentabilidad en el uso del suelo y agua.

Los recursos además les permiten adquirir insumos y semillas antes de los periodos de siembras, con lo cual se beneficia al productor con el aumento en la producción de granos y el ordenamiento de la propiedad rural de los predios registrados en Procampo.

En el ciclo agrícola Otoño/Invierno 2011, que recién concluyó, se otorgaron apoyos por dos mil 900 millones de pesos para beneficiar a una superficie cultivada de aproximadamente tres millones de hectáreas, en su mayoría de entidades del norte del país.

Para el ciclo Primavera/Verano 2011, actualmente vigente y en el que participan la mayor parte de los productores y propietarios del campo, la Sagarpa ha ejercido 10 mil ochocientos millones de pesos para apoyar una superficie registrada en Procampo de prácticamente 10 millones de hectáreas de los estados del centro y sur del país.

Actualmente, los montos de apoyo que se otorgan ascienden a mil 300 pesos por hectárea, para productores que tengan hasta cinco hectáreas registradas.

Los que no se encuentran bajo este esquema reciben 963 pesos por hectárea.

En el Directorio del Procampo se encuentran registrados los propietarios o titulares de los derechos de los predios o en posesión derivada (arrendatarios, usufructuarios, aparceros), ejidatarios, comuneros, en propiedad privada, nacionaleros, colonos y usufructuarios de terrenos federales, independientemente del régimen hídrico con el que exploten sus predios, con el único requisito de observar los límites de propiedad por individuo dispuestos por la Ley.