Pide Ayuntamiento suspender actividades no esenciales

Con las nuevas instrucciones, se busca disminuir la propagación del Covid-19 entre la comunidad. Fotografía: Cortesía.

Redacción/Infobaja

Tijuana.- El gobierno municipal de Tijuana, a raíz de las instrucciones emitidas por la Secretaría de Salud del Gobierno de Baja California, ha solicitado la suspensión de actividades en lugares públicos para evitar la propagación del Covid-19.

De esta forma, informaron las autoridades que se toda actividad en establecimientos que no sea considerada esencial queda suspendida, incluyendo de culto y entretenimiento, como la asistencia a cines, iglesias, casinos, gimnasios, centros comunitarios, museos, salones de eventos, antros y bares, entre otros.

En el caso de los restaurantes, la recomendación es utilizar el servicio de entrega a domicilio o para llevar y, si se necesita acudir físicamente a las sucursales, atender a los comensales a una distancia mínima de dos metros, para impedir contacto físico con personas vulnerables, para no exponer a contagios a la comunidad.

Seguirán abiertos al público establecimientos considerados esenciales, como farmacias, tiendas de autoservicio, supermercados y negocios que ofrezcan los productos de la canasta básica, que atenderán a las personas que así lo requieran, respetando el sano distanciamiento social, como medida de prevención.

Las autoridades municipales sugieren no realizar actividades físicas al aire libre, pero en caso de acudir a parques o playas de la localidad, exhortan a los visitantes a mantener una distancia de tres metros y medio de separación, con lo que se evitarán situaciones que pongan en riesgo la vida de las personas.

En el caso de reuniones necesarias, se pide que no sean de más de 10 personas.

Personal de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal (SSPCM) y la Dirección de Inspección y Verificación Municipal, incluyendo elementos de la Policía Municipal e inspectores, vigilarán que se dé cumplimiento a las recomendaciones emitidas por el gobierno del estado.

Hizo con esto un llamado el gobierno municipal a los comerciantes a no ocasionar multas o el cierre obligatorio de los establecimientos.