Pese a diferencias de Marina con Bonilla, Amador dice que no hay rompimiento

"No tenemos nada que explicarles", dijo Amador Rodríguez sobre la próxima administración estatal, encabezada por Marina del Pilar Ávila Olmeda. Fotografías: Cortesía/Archivo

Redacción/Infobaja

Mexicali.- Un día después de que la gobernadora electa de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, manifestó diferencias con algunas decisiones de la actual administración estatal, el secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, aseguró que no hay rompimiento alguno.

Rodríguez Lozano fue abordado al respecto por los reporteros tras acudir al Congreso del Estado a entregar el segundo informe del gobernador Jaime Bonilla Valdez, y aseguró que la reforma en el tema de la municipalización de las comisiones de agua ya es ley, pues ya fue aprobada y publicada en el Diario Oficial.

El sábado 31, la Gobernadora Electa declaró que había “muchas posibilidades de que la reforma se caiga, por las formas, los momentos, no se cumplieron con los términos procesales”.

Añadió Ávila Olmeda que existen inconsistencias, incluyendo que no se cumple con el artículo 115 constitucional.

También adelantó que en su administración no participará la empresa auditora Fisamex, que ha operado de forma externa para el actual gobierno estatal.

“Fisamex se va, en el caso evidentemente de que las comisiones se queden en el estado. Sí vamos a seguir cobrando el agua. Lo haremos de manera justa, lo haremos de manera responsable, sin que se pague más pero tampoco menos”, dijo la próxima gobernadora, quien señaló además que el Congreso del Estado tuvo apenas dos días para estudiar el traspaso de las comisiones del agua a los municipios.

“El proceso de transición todavía no iniciaba. Fuimos muy respetuosos con los tiempos, fuimos muy respetuosos con los momentos y no habíamos entrado a un análisis profundo de cada una de las dependencias del gobierno del estado, entre ellas las comisiones”, indicó.

“Estamos a favor de la municipalización de las comisiones en los momentos, en los tiempos y con las circunstancias financieras. Aquí estamos hablando de un tema financiero, de un tema de desabasto de agua”, añadió Ávila Olmeda.

La Gobernadora Electa también se manifestó a favor de que el fiscal estatal dure cuatro años en el puesto, no la extensión a nueve años que se ha propuesto.

El Secretario General de Gobierno señaló que deberá ser el Congreso del Estado el que determine si se aprueba o no el aumento en el periodo del fiscal estatal.

Reiteró que el gobierno actual no le debe explicación alguna a la próxima administración.

“Nosotros no tenemos nada que explicarles”, dijo Rodríguez Lozano. “Hay reuniones entre el Gobernador y la Gobernadora electa y punto”.

La administración estatal encabezada por Jaime Bonilla Valdez concluye el 31 de octubre. Al día siguiente toma el poder Ávila Olmeda, quien será la primera mujer en gobernar Baja California.