Perspectivas

Por Manuel Rodríguez

Llegué a Utv, de Grupo Uniradio, en abril del 2012, invitado en aquel momento por la entonces conductora estelar del  programa <Perspectivas>, Elia Manjarrez de Astiazarán, como colaborador invitado en dónde participé por 3 años.

En febrero de 2015 asumí el compromiso de tomar la titularidad por un año del programa consciente del enorme reto y compromiso con la audiencia. En los casi 4 años de participar en el programa editorial <Perspectivas>, aprendí la importancia de lo que implica realmente vivir en democracia y estar comprometidos con la libertad de expresión.

Siempre estuvo en mi convicción, contribuir a formar una sociedad más abierta, más participativa y sobre todo despierta e inquieta en su forma de pensar. El acontecer no se detiene, y a diario se va tejiendo con las aportaciones de todos y cada uno de nosotros, sean positivas o no.

Por lo pronto, como dice mi buen amigo Pepe Avelar la vida es de ciclos, y hoy termina uno para mí. Agradezco a la empresa Uniradio, a los compañeros de trabajo, a mi buena amiga Elia Manjarrez por la oportunidad inicial por allá en la primavera del 2012.

Sobre todo a cada uno de mis colaboradores editoriales de quienes aprendí un mar de conocimiento y experiencias, y a quienes llevo en mi corazón, me voy con un buen número de nuevos y genuinos amigos, como es el caso de: Lucy Ocaña, Moisés Márquez, Pepe Avelar, Julián León, Gonzalo Manrique, Juan Manuel Hernández, Carlos Barboza, Alfredo Estrada, Heberto Peterson, Reina Alicia Castro, Alfredo Ortiz, Rodrigo Bustamante, Alejandra Gaxiola, MaryChuy Torres, y muchos otros que en especial me ayudaron en mi crecimiento en los medios como mi productora Celene Camacho y mi exproductor Luis Gutiérrez.

A toda la gente que se ha despedido de mí en Facebook, o me ha llamado para darme unas palabras de reconocimiento, les prometo que desde donde esté seguiré trabajando por detonar una revolución de conciencia y actitud. Creo firmemente que para poder crecer como país, primero debemos crecer como personas. Y hoy emprendo un viaje que va en ese camino.

Estoy siempre disponible para todo el que me necesite. Les confieso que en mi actuar me ha marcado mucho mi abuelo Simón Rodríguez, quién fue uno de los verdaderos constructores de este país del siglo XX, su labor como minero en Cananea, Sonora, líder obrero en la celulosa de Chihuahua y constructor de vías férreas en Sinaloa, contribuyeron al engrandecimiento de México. Espero poder honrar en vida su ejemplo de lucha y esa fortaleza de espíritu de nunca dejarse vencer por la adversidad y procurar lo mejor para su comunidad.

Por último, le agradezco a la audiencia, a quién aprendí a escuchar, y a sentir empatía por sus comentarios y perspectivas. A quienes les gusto el formato seguramente me extrañarán pasando del mediodía, y a quienes no seguramente vendrán nuevas ofertas editoriales que serán de su agrado, porque el canal piensa siempre en ustedes. Por lo pronto, me despido como todos los días, desde la esquina de América Latina: Tijuana.