Perspecticidio

Por Maru Lozano Carbonell

Es un término acuñado por el prestigioso psiquiatra americano Robert Jay Lifton, se refiere a la destrucción o manipulación deliberada de la perspectiva de la realidad de un individuo o grupo. Este concepto ha sido objeto de gran atención, ya que arroja luz sobre diversos acontecimientos históricos y contemporáneos en los que se ha adoctrinado sistemáticamente a individuos para que acepten falsas realidades que, en última instancia, han tenido consecuencias devastadoras. 

El Dr. Lifton, introdujo el término “perspecticidio” por primera vez durante su investigación sobre la Alemania nazi, centrándose específicamente en los procesos psicológicos implicados en el Holocausto. Observó cómo los nazis habían conseguido alterar la percepción que sus víctimas tenían de sí mismas y de los demás, llevándolas a aceptar sin rechistar los horribles actos a los que eran sometidas. Desde entonces, los estudiosos han ampliado el trabajo de Lifton, aplicando el concepto de perspecticidio a otros contextos como los cultos religiosos, la propaganda política y la influencia de los medios de comunicación de masas.

¿Cómo se manifiesta? Puede adoptar muchas formas dependiendo del contexto específico y de los objetivos de quienes lo perpetran. Algunas manifestaciones comunes incluyen el lavado de cerebro: Es decir, usan sistemáticamente técnicas diseñadas para alterar tus creencias, actitudes, valores y comportamientos; la mayoría de las veces implicando el aislamiento de influencias externas y el constante refuerzo de nuevas ideas. 

Otra manifestación es la propaganda como difusión deliberada de información errónea o medias verdades para moldear la opinión pública y crear apoyo para determinadas ideologías o acciones. ¡Ahora es facilísimo en redes sociales!

También usan el condicionamiento social con la creación de normas y expectativas sociales que fomentan la conformidad con determinadas visiones del mundo o comportamientos. Ahora en política y gobierno, ¿te resuena?

Una que casi no dominamos es el control mental. Utilizan métodos destinados a obtener el control total de la mente, las emociones y el comportamiento de una persona. 

¿Cómo impacta el perspecticidio? Impacta en muchos resultados negativos como la destrucción de las habilidades de pensamiento crítico, porque a medida que la gente se vuelve más dependiente de las narrativas predeterminadas, pierde su capacidad de pensar críticamente sobre cuestiones complejas.

También impacta en un gran fomento de la violencia y la agresión. Es que al promover la aceptación de opiniones extremas, el perspecticidio puede contribuir a aumentar los niveles de violencia y conflicto en las sociedades.

Otro resultado negativo es el desgaste de la identidad personal por una pérdida de autoconciencia y autonomía personal, convirtiéndose en meros engranajes de sistemas más amplios.

Otra es que el perspecticidio puede fomentar entornos propicios a la difusión de información falsa y creencias irracionales, socavando la confianza en las instituciones y autoridades establecidas.

Y ¿qué podemos hacer? Cuestionar y verificar la información, darnos cuenta de nuestras emociones, buscando diversas perspectivas, desarrollar el pensamiento crítico, darnos cuenta del contexto y confiar en la intuición.

Comprendamos que el perspecticidio aporta valiosos conocimientos sobre la psicología humana y ofrece herramientas prácticas para combatir las fuerzas destructivas tanto a nivel individual como social. Si reconocemos los signos del perspecticidio y trabajamos activamente para contrarrestar sus efectos, podremos construir comunidades más fuertes, sanas e inclusivas.