Pelea aburrida sin brillo

Por Jorge Barreto

El bajo nivel de propuestas y caer en pelea callejera fue decepcionante del esperado debate.
La pelea electoral se puso mejor en los comentarios post debate, en donde cada representante daba el triunfo a su candidata, y ahí es donde salieron a relucir las fallas de los participantes.

La realidad es que la Sheinbaum quedó mal parada con sus contestaciones evadiendo las preguntas, y refiriéndose a sus resultados en la CDMX como única respuesta y atacando a Xóchitl por ser del PRIAN, sin considerar que hay más prófugos del PRI y PAN en Morena, empezando por López Obrador.

En la primera parte del debate, Xóchitl estuvo nerviosa, volteando a ver a la Sheinbaum, que sólo una vez volteó a ver a Álvarez Máynes, y ninguna a Xóchitl, aparentando un exceso de soberbia. Perdió el tiempo en acusaciones personales sin presentar propuestas.

En la segunda y tercera parte del debate se le vio más segura a Xóchitl y más objetiva en sus preguntas a la Sheinbaum, quien no contestó a ninguna acusación y se salió por la tangente.

Sin embargo más que debate fue una pelea callejera sin golpes físicos, sólo verbales sin ganador ni perdedor.

Se esperaba mucho de este debate y quedaron muy cortas nuestras expectativas al no ver propuestas claras para la solución de los grandes problema de seguridad que estamos viviendo.

En este grave problema de seguridad la Sheinbaum pretende seguir con la política de la 4T, que ha fracasado completamente, con las mismas mentiras y las mismas promesas.

La Xóchitl propone un cambio pero no lo describe ni explica su implementación.

Ambas no tocaron problemas torales como labores dadas al ejército que corresponden a civiles, exceso de militares en oficinas federales, futuro de iniciativas fallidas como súper farmacia y línea aérea, castigo a corruptos comprobados  y un abatimiento de la violencia que ha invadido todo el país, entre otros temas, por error del formato aceptado.

Debate o no debate, ganadora o perdedora es lo que menos importa.

Lo importante es definir claramente qué quieres para el futuro, misma violencia, misma inseguridad, misma carencia de atención médica, misma corrupción, mismas mentiras, vota por la Sheinbaum.

Si quieres una renovación buscando mayor seguridad y menos violencia, y la real posibilidad de mejorar los sistemas de salud, vota por Xóchitl.

No te confundas, es una u otra y no su físico o su verbo, sino lo que representan y si es verdad lo que ofrecen.

“Pelea aburrida sin brillo”.