Partes del condado de San Diego, con toque de queda

Elementos de la oficina del Sheriff del Condado de San Diego durante una de las manifestaciones. Fotografía: Tomada de la transmisión

Redacción/Infobaja

San Diego.- Saqueos, vandalismo y destrucción de establecimientos acompañaron a las manifestaciones en el centro de San Diego la noche del 31 de mayo, donde cientos de personas, la mayoría jóvenes, realizaron marchas con pancartas y demandas de igualdad.

En otras partes del condado de San Diego, algunas municipalidades declararon toque de queda durante la noche del domingo y hasta el lunes. El toque de queda en Poway es hasta las 5:30 horas, en Santee y El Cajon hasta las 6:00 horas, y en La Mesa hasta las 7:00 horas, a la vez que Coronado pidió a sus residentes permanecer en sus casas hasta las 5:30 horas del lunes.

Estas medidas fueron mayormente preventivas, dados los disturbios y destrucción en lugares como La Mesa el sábado 30.

En la ciudad de San Diego no hubo toque de queda, pero la Policía sí detuvo a varias personas.

Durante el día, el domingo 31 hubo diversas manifestaciones mayormente pacíficas, la más grande en el centro de San Diego.

Al llegar la noche, cientos de marchantes en lo que parecían ser grupos de personas distintas a las de las manifestaciones del día, caminaron por las calles del centro de San Diego.

Algunos de los marchantes se dedicaron a romper los ventanales de ciertos y negocios a robar mercancía.

Elementos de la Policía llegaron a vigilar algunos de los puntos en los que se dieron los saqueos.

Las marchas continuaron hasta la noche, con presencia policiaca en algunos puntos de la zona centro.

Hubo un punto, pasadas las 23:00 horas, en el que los manifestantes llegaron hasta una barrera con varios oficiales de la Policía. Algunas personas comenzaron a lanzar objetos contra los oficiales y las patrullas, pese a las peticiones de varios de los manifestantes de que no tiraran cosas.

Acto seguido, la Policía, ataviada con indumentaria antimotines, lanzó gas pimienta para dispersar a los manifestantes y procedió a detener a algunos de ellos.