Padres muestran paciencia en cada turno

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

La pequeña muestra de una serie usualmente no es suficiente para calificar algo con suficiente autoridad en el béisbol, sin embargo sí pueden apuntarnos hacia una dirección que lleva un equipo en particular.

Para los Padres, la disciplina en la caja de bateo es lo que los ha caracterizado como un equipo que puede tener una ofensiva consistente en esta corta temporada, ya que a lo largo de la primera serie ante los Diamondbacks de Arizona, los bateadores de San Diego trabajaron un total de 23 bases por bolas en sus primeros tres juegos.

Por hacer un comparativo, en el 2019 sólo tuvieron una sola racha similar en el total de 162 juegos, en donde sumaron al menos 7 pasaportes en tres juegos consecutivos, por lo que es notable que ahora sucedió en el primer fin de semana de la temporada.

Esto le ha permitido a los Padres abrir el año con .383 de promedio de embasarse, el cual al momento de edición es la segunda mejor marca en la Liga Nacional, solamente detrás de los Dodgers, lo que recalca que el club cuenta con capacidad en los senderos, lo que significa oportunidades con hombres en base y eso mismo es la fórmula para poder anotar de forma constante.

Desde el 2000, en los últimos 20 años, los Padres habían sumado un máximo de 31 conteos de 3 y 2 en un lapso de tres juegos y de nuevo comparando, en los juegos iniciales del 2020, San Diego sumó 38 conteos al máximo, lo que tiende a equivaler a más pitcheos de cada lanzador y con ellos mayor exposición del mismo ante el lineup de los Padres.

El hecho de que son características muy particulares de enfoque es lo que indica que esto puede ser sustentable y para los Padres, será algo muy necesario para tener una campaña exitosa.

Una pequeña trivia

Con Wil Myers acercándose a los 100 cuadrangulares como miembro de los Padres, menciona a los siete jugadores previos que han llegado a esa marca.

Calentando en el Bullpen

El formato de Playoffs se ha incrementado para este 2020, de manera que ahora serán ocho equipos por Liga los avancen a la postemporada. Pero estos no necesariamente serán los mejores ocho, ya que el sistema marca que son los dos primeros lugares de cada división los que avancen, sumando seis, con los dos restantes avanzando de acorde al mejor récord.

Con todos los títulos consecutivos del Oeste obtenidos por los Dodgers, esta característica le abre una mayor oportunidad a equipos como los Padres y los Diamondbacks.

En el círculo de espera

Los Padres continúan de gira por primera vez en el año, concluyendo el viaje en Denver enfrentando a los Rockies durante el fin de semana. La próxima estancia inicia el lunes 3 de agosto, recibiendo a los Dodgers por tres juegos y a los Diamondbacks por tres más.

Y la respuesta es…

Nate Colbert, Adrián González, Phil Nevin, Dave Winfield, Tony Gwynn, Ryan Klesko y Ken Caminiti.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.