Pacquiao y el padre tiempo

Por Dante Lazcano

Desconozco si la pelea que vimos de Manny Pacquiao ante Yordenis Ugás fue la última, pero al parecer a quien alcanzó el padre tiempo fue al boxeador filipino, quien también cobra como Senador y aspira a ser presidente de su país.

Durante la semana previa a la pelea, desde la conferencia de prensa, ceremonia de peso, enlaces con medios, entrevistas banqueteras y una que otra sesión de Zoom, el boxeador filipino y su equipo de trabajo no se cansaron de asegurar que la preparación que hicieron fue la mejor de su carrera, que estaba en su mejor forma, sin embargo, al concluir la pelea el peleador aseguró que se sintió con las piernas trabadas, como si se hubiera sobre entrenado.

Recordemos que la preparación que hizo fue para enfrentar a durísimo Errol Spence, monarca del Consejo Mundial de Boxeo, pero al sufrir una lesión en el ojo los promotores de último momento le pusieron al desertor cubano Ugás apenas dos semanas antes.

Sólo por ese detalle quien esto escribe, concede el beneficio de la duda en el sentido que por el escurridizo y raro estilo de pelea del caribeño, pero que le sacó todo el provecho a su mayor alcance y edad, éste hizo apenas lo suficiente para ganar la pelea y no deja lugar a dudas por qué es el monarca de la Asociación Mundial de Boxeo.

Acorde a la contabilidad que arrojó CompuBox, la empresa que muestra el conteo del golpeo que se registró en peleas de campeonato, el filipino tiró 800 golpes de los que apenas un 16% conectó, mientras que el cubano lanzó 400 de los que el 36% llegaron a su destino final, siendo la mano izquierda manejada en jab la que mantuvo a la distancia al Pacman.

En el boxeo hay una máxima para aquellos grandes peleadores que son considerados legendarios que dice que en alguna pelea, en la recta final de su carrera, el padre tiempo los alcanzará, la gran pregunta es en qué pelea sucederá.

Reitero lo dicho líneas arriba en el sentido que quizá el cambio de rival afectó más de lo que nos hubiéramos imaginado, pero haber visto al Pacman lanzar casi mil golpes y no hacerle daño al oponente es lo que despierta las dudas de si el padre tiempo alcanzo al también político.

Ugás hizo una pelea por demás inteligente, a partir del primer round, uno de los cuatro que perdió acorde a la tarjeta que este servidor llevó, empezó a contragolpear ya que sintió que aun pegaba el tagalo.

Pero también si algo me quedó claro es que el peleador cubano, además que se hizo de quince millones de dólares por entrar de reemplazo, bien se pudiera convertir en la nueva versión de un James “Buster” Douglas o un Andy Ruiz, esto se confirmará cuando lo pongan con Spence o hasta con Charlo.

¿Y mis Chargers apa?

Perdieron su segundo partido de pretemporada ante los 49ers del tijuanense Alfredo Gutiérrez, ya platicaremos para lo que será la previa la siguiente semana, pero después de haber visto lo que ofrecieron durante el que ahora se supone es el partido más importante, se fortalecen mi pronóstico en el sentido que terminarán 9-8.

Mis dos centavos

Se acabó.