Otro jugador de impacto a SD

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

A estas alturas no debería de sorprendernos ningún movimiento por parte del VP de Operaciones de los Padres, A.J. Preller, ya que desde que tomó el cargo con el equipo desde finales del 2014 ha demostrado una capacidad inigualable para fortalecer su roster.

Aunque no todos los cambios han sido exitosos, todos han sido con la intención de colocar al equipo en un nivel de mayor competitividad y algunos han sido cambios que se tenían que hacer sí o sí como el de Juan Soto, Mike Clevinger, Blake Snell o Sean Manaea. Otros tal vez no tan necesarios, pero de cualquier manera el razonamiento siempre ha sido la mejora del club.

Hace menos de dos meses, Preller dio el primer golpe al adquirir a Dylan Cease de los Medias Blancas, quien ha lanzado de manera extraordinaria en este inicio del 2024, mientras que hace unos días sumó a quien se considera el mejor bateador actualmente en Grandes Ligas, con el venezolano Luis Arraez llegando a los Padres a cambio de cuatro jugadores de ligas menores.

No hay duda alguna que Arraez convierte a los Padres en un mejor equipo, una bujía para la parte alta del lineup que brindará muchas oportunidades para Fernando Tatis Jr. y Manny Machado de tomar turnos al bat con hombres a bordo, pero a la vez es una muestra más del compromiso y la intención de Preller por tener el mejor equipo posible en el diamante.

Con cuatro hits en su primer juego, Arraez se convirtió en el primer jugador en la historia de los Padres en sumar dicha cantidad en su presentación con el equipo, haciéndose sentir de forma inmediata y mostrando como su bat tiene la capacidad de cambiar la dinámica de todo el lineup.

Esto simplemente nos comprueba que si algo más es necesario para complementar el roster durante este 2024, Preller se dará a la tarea de hacerlo realidad.

Una pequeña trivia

Nombra al único jugador en sumar tres temporadas de al menos 60 cuadrangulares.

Calentando en el Bullpen

Con la versatilidad de Arraez, el plan es alternarlo en primera y segunda con Jake Cronenworth y Xander Bogaerts, de la mano con el rol de bateador designado, esto con la intención de mantener a todos lo suficientemente descansados durante la temporada.

Otra figura que debe de ser parte de la ecuación del infield es Donovan Solano, a quien mandaron llamar tras una preparación en ligas menores para ponerse a ritmo de contribuir. Solano recientemente debutó con dos hits y una remolcada, contrinuyendo desde su primer juego con el club.

En el círculo de espera

Este fin de semana, los Padres regresan a casa para una estancia de seis juegos en seis días, recibiendo a los Dodgers de Los Ángeles y a los Rockies de Colorado.

La próxima gira será de siete juegos en dos ciudades, visitando a los Bravos en Atlanta por cuatro de ellos y haciendo escala en Cincinnati para tres juegos ante los Rojos.

Y la respuesta es…

Sammy Sosa (66 en 1998, 64 en el 2001 y 63 en 1999). Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.