Osuna Camacho “se baja” de la contienda

Redacción / Infobaja

 

Tijuana.-El aspirante a dirigir el priismo de Baja California, José Osuna Camacho, mandó una carta dirigida a sus compañeros de partido  y la opinión pública donde da a conocer que no irá al registro para convertirse en candidato.

 

“Conserenidad y sin aspavientos, con sinceridad y sin resentimientos, para comunicarles, que he determinado guardar, para mejores tiempos, mis aspiraciones de contender por la dirigencia estatal del PRI”, señala la misiva.

 

Dice que en atención a los tiempos políticos que vivimos, en el que los partidos políticos y en especial sus militantes, deben despojarse de poses arrogantes e ilusorias, ajenas a la realidad, son necesarios cambios profundos en la práctica política.

 

Consideró que conforme a la convocatoria del CEN del PRI,  el actual proceso de renovación de la dirigencia estatal,  sustenta y alienta el continuismo, que ha generado sucesivas derrotas electorales.

 

“Algo sumamente grave, aunado al hecho de que no existen condiciones, que garanticen la aplicación de los principios rectores de todo proceso democrático, como son certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, equidad, objetividad, transparencia y certidumbre”, expone.

 

Opinó que es lamentable, la postura asumida por la dirigencia nacional de su organización política, de no atender las manifestaciones públicas y privadas de diversos grupos y distinguidos militantes, reclamando apertura y garantías de participación equitativa, sin distingos ni preferencias.

 

“Con tales actitudes, desconocen o niegan, a los priistas bajacalifornianos, ejercer su derecho exclusivo de nombrar a sus dirigentes”, añadió.

Expuso que los representantes del CEN del PRI en la entidad, han operado abiertamente, para favorecer a una de las aspirantes, para lo cual tienen todo preparado para que solamente se registre una planilla, supuestamente de unidad, encabezada por la encargada de la dirigencia estatal, lo cual, además de absurdo, es insano.

 

“Para nada ha importado, advertirles que la mayoría de los consejeros municipales, concluyeron su representación legal hace 15 meses y por lo tanto, resulta nula e ilegal su participación en este proceso”, expuso.

 

Dijo que es más que evidente que no existen las condiciones mínimas requeridas, para participar. Hacerlo, sería ingenuo, cuando la mayoría de los priístas saben que están “las cartas marcadas”. Ni por error, podría darse un resultado distinto al que están dirigidas las maquinaciones.

 

“Después de los pasados resultados electorales, desastrosos, les confieso que nunca contemplé, la posibilidad, que la dirigencia nacional decidiera apostarle al continuismo en Baja California”, añadió.

 

En opinión compartida con la militancia, consideró que la crisis en el PRI había tocado fondo y esta situación les brindaba la oportunidad única de reconstruir y renovar las estructuras políticas del partido, de abajo hacia arriba, desde la base.

 

Suponía, que en este proceso, habría reglas democráticas, claras y parejas para todos. Por eso, varios militantes manifestamos nuestra aspiración de dirigir el PRI en Baja California.

 

Desafortunadamente, la dirigencia nacional tiene otro diagnóstico del PRI en la entidad que como militante, respeto su visión, pero no la comparto.

 

Está  en total desacuerdo, con quienes opinan que los procesos democráticos y abiertos nos dividen. Al contrario, consideró que los fortalecen y acaban con los nocivos cacicazgos políticos, que en el caso de nuestra entidad, han propiciado la pérdida de la gubernatura, por quinta vez consecutiva.

 

“ Aprovecho este medio, para reconocer el esfuerzo y trabajo desarrollado por los compañeros, que al igual que el suscrito, manifestaron y mantuvieron con dignidad su aspiración legítima dedirigir a nuestro partido”, indicó.

 

Agradeció  infinitamente, a los correligionarios y amigos, que apoyaron este proyecto de rectificación política y compartieron el propósito de formar un partido abierto y democrático.  Les aseguró que no era el servilismo y oportunismo, sino la participación digna, lo que lo motivó a ello.

 

Por respeto, al tiempo otorgado y esperanzas de construir un PRI social y cercano a la gente, manifestó su decisión de continuar trabajando, como priísta leal a sus principios y programas, por hacer del PRI,  intérprete y vocero del sentir ciudadano.

 

“ Desde nuestra respectiva trinchera, me comprometo a seguir luchando, para lograr que nuestro partido se constituya en genuino y honesto defensor de las causas populares”, explicó