Originaldad y contagio

Por El Recomendador

Virales llaman hoy a espectáculos que se difunden rápidamente por todo el mundo. Como los virus se contagian y enferman a muchos y se difunden con gran rapidez.

Me permito señalar hoy lo que la buena audiencia de la TV no debería, en mi opinión, seguir soportando, eso, si quiere ver películas y series de buena calidad. Me estoy refiriendo a lo que se puede llamar, con propiedad, buenas historias, por contener relatos que edifican a las familias y muestran la cara que podríamos llamar humanista y trascendente de la vida humana en este mundo. 

Por el contrario, si nos volvemos adictos a todo lo que nos quieren vender las compañías, me refiero a espectáculos cargados de repeticiones sensacionalistas, y, a menudo, pornográficas y cargados de cosas absurdas, vulgares, poco originales, el castigo no se hará esperar. La némesis (símbolo de la venganza) afectará al lector y a todos los que lo acompañen consumiendo tales espectáculos. El hastío y la náusea los esperan, y ¿por qué seguir comprando por comprar, consumiendo lo que nos impongan?

Aquí presento tres ejemplos de películas españolas. Sin duda, España tiene gran talento para el cine y para las series televisivas de buena calidad; sin embargo, no está exenta de caer en la falta de originalidad ni contagiarse de las malas influencias que nos saturan.

1.- El ejemplo mayor de tales malas influencias es la película Pulsaciones que refiere el caso de un famoso cirujano que por haber recibido un trasplante de corazón, ve su memoria y su voluntad invadidas y contagiadas por quien le donó su corazón, al grado de enamorarse de la mujer del occiso y de verse obligado a investigar el asesinato del propio donante. Este argumento está copiado de otro que presenta igualmente ese absurdo del corazón con memoria que avasalla la voluntad del que recibió el trasplante. Lo viral, en este caso, es haber copiado servilmente una fantasía absurda y llevarla a hasta el extremo. Ya hemos denunciado aquí como también se estafa al espectador transformándole personajes que, de normales se convierten, de repente, en vampiros, hombres lobo o zombis, imponiendo esos relatos virales absurdos, y vulgares al espectador con quien trapean el piso de su propia sensatez y buen gusto.

2.- En cambio, la película catalana Contratiempo, que es de intriga policiaca presenta una estupenda historia de un criminal en serie que va siendo descubierto gracias al talento: “un hombre joven de negocios despierta junto al cadáver de su amante y contrata a una abogada para investigar qué sucedió”. Elenco: María Casas, Ana Wagener, José Coronado. Director. Paulo Oriol. 

3.-  El Guardián Invisible, película de intrigas policiacas en ambiente vasco, estupendamente plasmado. Una policía entrenada por el FBI regresa a su ciudad natal para perseguir a un asesino que ataca a los adolescentes… Los demonios del pasado están en acecho” dice la propaganda de Netflix. Elenco: Marta Etura, Elvira Mínguez, Francesc Orella. Director: Fernando González Molina.

Compartir
Artículo anteriorHazlo como hombre
Artículo siguienteRecuperando la confianza