Orden para la Calidad y Excelencia: FIMPES

Por Manuel Alejandro Flores

La Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES) es una agrupación de instituciones mexicanas particulares, que tiene como propósito mejorar la comunicación y colaboración de éstas entre sí y con las demás instituciones educativas del país, respetando las finalidades particulares de cada una, para que sus miembros puedan cumplir mejor la responsabilidad de servir a la nación (fimpes.org.mx).

Las principales universidades del país están afiliadas a esta Federación que suma 109 universidades mexicanas, entre ellas la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID), es una institución afiliada aspirante a la acreditación que FIMPES otorga para respaldar los procesos internos de cada institución en el sentido del orden, que eventualmente es el piso para la calidad y la excelencia.

El día de hoy quiero compartirles la declaración de 10 principios de ética de las universidades afiliadas a la FIMPES como marco de referencia de los principios que la UNID representa en nuestra comunidad de forma aspiracional y en concreto en el trabajo de nuestros docentes en favor de la formación de profesionistas con alta calidad humana y excelencia:

  1. Actuar con transparencia institucional y responsabilidad en el manejo de la información que resguardan, mostrando siempre integridad.
  2. Promover la búsqueda del valor de la verdad, poniendo especial atención, tanto en la dimensión ética de la investigación como en la honestidad académica.
  3. Desarrollar en los estudiantes la autonomía moral, no entendida como libertad de normas sino libertad para autorregularse.
  4. Fomentar la valoración de la vida, tanto la humana como la del ambiente natural que el ser humano requiere para la realización de una vida sustentable.
  5. Promover el respeto y el diálogo, ofreciendo oportunidades para conocer y apreciar tanto los valores nacionales y la riqueza cultural derivada de ellos como el mosaico que ofrecen otras culturas.
  6. Impulsar relaciones y acciones que promuevan un sentido de justicia y equidad.
  7. Fortalecer una participación social y orientar una economía en sentido social tanto por los profesionistas que forman, como por las ideas que proponen y por las acciones de vinculación que desarrollan.
  8. Promover un liderazgo con espíritu de servicio, que impulse dos valores centrales de la vida social: la solidaridad y la subsidiariedad.
  9. Fortalecer la cultura de la legalidad, así como la creación de una cultura de la paz, requeridas para lograr un modelo de sociedad más humano.
  10. Las Instituciones de Educación Superior (IES) se comprometen a ser nodos de esperanza para la sociedad, impulsando nuevas formas de humanizarse, personal y comunitariamente.

Como podemos apreciar, los retos de este decálogo de ética para las instituciones que están acreditadas con FIMPES como las que estamos aspirando a ello nos invitan constantemente a enfocar nuestros esfuerzos en formar en primera instancia seres humanos dispuestos al servicio de su sociedad y en segundo término profesionistas capaces de resolver de manera práctica y sustancial los problemas que afectan a sus coetáneos en aras del bien común. Esto es lo que busca la UNID en México.