Ofrece charla sobre fotografía documental

Tijuana.- Coordinador fotográfico de la revista Proceso y editor de la agencia Procesofoto, Marco Antonio Cruz tiene una larga trayectoria con la cámara.Coordinador fotográfico de la revista Proceso y editor de la agencia Procesofoto, Marco Antonio Cruz tiene una larga trayectoria con la cámara.

El fotógrafo poblano impartió en el Centro Estatal de las Artes (Ceart) Tijuana la conferencia “Obra fotográfica documental”, ante un público formado no solamente por entusiastas y profesionales de la lente, sino también por público en general que acudió a escuchar sus historias sobre periodismo.

Parte del equipo fundador de la agencia de información fotográfica Imagenlatina, Marco Antonio Cruz platicó sobre cómo en 1984 se integró al naciente diario La Jornada, diario que nació tras la fractura del personal de otro periódico, Unomásuno.  

“El Unomásuno se divide, un grupo sale para formar un nuevo periódico, que fue La Jornada, (Pedro) Valtierra nos invita a los que somos de Imagenlatina a ser el primer departamento de fotografía de La Jornada”, recordó.

El personal de Imagelatina, incluyeno Cruz, enfrentó diferencias con el diario, de modo que tras aproximadamente dos años decidieron abandonar La Jornada.

“Al renunciar de La Jornada, retomamos Imagenlatina como agencia independiente”, explicó.

Fue entonces que otro medio impreso les llamó para solicitar sus servicios.

“Don Julio Scherer se entera de nuestra renuncia, se identifica con nosotros porque él sale del periódico Excelsior en el ‘76 para fundar Proceso y nos dice ‘aquí está su casa. Entonces Proceso es el primer espacio informativo que colabora Imagenlatina para este lugar y lo hicimos por 17 años, una colaboración muy intensa”, relató.

“Si algo tenía Don Julio, era lealtad”, indicó. “Si nosotros éramos leal a Proceso, él era leal con nosotros. En el 2003, con la llegada de la cuestión digital, la fotografía se empieza a malbaratar, empieza a perder reconocimiento, la gente ya no quiere pagar por una foto: piensa que como es digital (y) ya no hay laboratorio, ya no hay material, piensan que es gratis”.

Fue por esto que decidieron cerrar Imagenlatina como agencia. Marco Antonio Cruz pasó a dedicarse más a sus reportajes y de esta forma continuó, hasta que hace once años Scherer le llamó de nuevo, en esta ocasión para proponerle la dirección de toda la parte fotográfica de Proceso.

Después de la conferencia platicó sobre cómo se ve en este momento de su carrera, en este 2017 en el que cumplirá 60 años de edad. “Muy apasionado por la fotografía”, dijo y añadió que continúa “aprendiendo de la vida, aprendiendo de las cosas, aprendiendo de mi trabajo”.

Se le preguntó qué significa el negativo para él, y esta fue su respuesta.

“El negativo es el registro palpable, el tener en mis manos un momento suspendido del tiempo y creo que lo más importante es que no solamente quede en mis manos como autor, sino que lleguen otras generaciones”, señaló.

“Yo creo que está demostrado que si tú realizas un correcto proceso químico, el negativo puede durar muchísimo tiempo, varias generaciones. Y para mí es una parte importante de la fotografía: que llegue a otras generaciones”.

Marco Antonio Cruz fue parte de los equipos fundadores del diario La Jornada y la agencia de información fotográfica Imagenlatina. Ha obtenido diversos reconocimientos a lo largo de su carrera, incluyendo el primer lugar del concurso fotográfico “Imágenes de la Frontera”, en el Festival Internacional de la Raza, en 1992.