Objetivo supremo: Vince Lombardi Trophy

Por Dante Lazcano

Ya sé, ya sé, ya sé, es semana de cobertura de Super Bowl pero el sabroso comentario de mis beloved Chargers no lo puedo ignorar.

Si lo manifesté en mis redes sociales, las cuales espero den like y me sigan para que les lleguen las notificaciones de lo que publico en @dantelazcano, confirmo que desde el Maestro Schottenheimer, la contratación de Jim Harbaugh es la primera que la directiva del equipo del rayo hace de un verdadero entrenador en jefe.

Después de Schottenheimer pasó gente que desperdició una camada de jugadores, como fueron los casos de Norv Turner, luego llegó un vendehumo como Mike McCoy, después Anthony Lynn a quien siento que le faltó que le arrimaran talento, y el último un inútil como Brandon Staley.

Aunque ya apunté que el tema del tope salarial puede ser un problema, la apuesta de los Spanos no es para que en el 2024 sean campeones, es un proyecto a mediano plazo en el que el objetivo es volver a aparecer por la disputa del Vince Lombardi.

Pero para alcanzar el objetivo no todo queda en simples declaraciones, hay mucho trabajo y de arranque, lo que dejó claro el estratega, es que ya se le hizo tarde para empezar a trabajar en el campo de entrenamiento, irradia entusiasmo y deja claro que será el líder que se ha buscado por mucho tiempo.

Sin embargo, Harbaugh llegará con una gran ventaja la cual podría poner a este equipo en la disputa del Super Bowl en dos años y esa gran ventaja es que trae un gran dominio y conocimiento del fútbol americano colegial en toda la Unión Americana.

Trae todos los detalles de los muchachos que se “draftearán” desde que estaban en high school y eso al momento que tomen jugadores en el draft o agencia libre le dará esa ventaja que marcará la diferencia entre ganar y perder.

Por el precio del contrato, y conste que no hablo de salario, los dueños del equipo no le pusieron un límite o deadline, pero dados los proceso y conocimiento del juego que tiene insisto en pensar que en dos años estaremos viendo a mi equipo ser protagonista.

Mis picks

Llegó la última semana de la temporada, la que es la fiesta de la liga, en la que los San Francisco 49ers tratarán de validar la tendencia que equipos con uniforme blanco ganan el Super Bowl.

Aunque el uniforme no juega pues al final se traduce que van de visitante; es interesante que de los últimos 19 juegos en 15 los de blanco ganan, habla de una tendencia.

Lejos de afirmar que los Kansas City Chiefs han sido beneficiados por el arbitraje, aunque de repente comparto que los jueces sobreprotegen a Patrick Mahomes, al final dependerán de lo que haga o deje de hacer su “corebac”.

Se van a escribir millones de letras acerca de por qué sí o no, pero considero que los Niners, gracias a su mejor roster, serán los nuevos campeones de la NFL.

Mis dos centavos

El que se mueve no sale en la foto.