Nutrinota: ¿Sabías que existen distintos tipos de vegetarianismo?

El ovovegetariano excluye carnes y lácteos pero acepta huevo. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Por Elisa Guadalupe Balderrama Flores, Departamento de Nutrición, Hospital Infantil de las Californias

Tijuana.- En la actualidad ha aumentando la tendencia del vegetarianismo desde la etapa de la infancia y la adolescencia. Pero, ¿sabías que existen distintos tipos de vegetarianismo? Es importante conocer cada una de sus clasificaciones, antes de tomar una decisión en nuestro estilo de vida o de nuestras familias.

-Pescovegetariano: aquellos que incluyen en su alimentación pescado y mariscos, pero no carnes rojas ni aves

-Ovovegetariano: excluyen todo tipo de carnes y lácteos, pero aceptan huevo

-Lactovegetariano: excluyen todo tipo de carnes y huevo; consumen productos lácteos como queso, yogurt o leche

-Ovolactovegetariano: excluyen todo tipo de carnes, pero aceptan productos lácteos y huevos.

-Vegetariano: término general de una alimentación sin carnes rojas, aves, pescados ni mariscos; puede incluir o no lácteos o huevos

-Vegano: excluyen los huevos, carnes y productos lácteos; algunos omiten la miel de abeja y/o la grenetina

-Crudivegana: es un tipo de alimentación basado en verduras, frutas, semillas y germinados; el porcentaje de comida que es cruda puede variar de un 75 a 100%

Fuente: Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: Vegetarian Diets

La definición de dieta es todo alimento que consumimos en un día. Sea vegetariana o no, la dieta puede estar desequilibrada y presentar alguna deficiencia de nutrimentos en nuestros hijos. ¿En cuáles debemos prestar mayor atención cuando optan por una alimentación como las mencionadas anteriormente?

Proteínas: si nuestro hijo sí está aceptando comer huevo y productos lácteos, esto no sería tanto problema, ya que estaría consumiendo proteína de alto valor biológico. Si es vegetariano estricto o crudivegano, este consumo sí podría preocuparnos. Una opción sería hacer la combinación cereal + leguminosa, de esta manera, al juntar estos dos grupos de alimentos se puede formar una proteína de mayor valor, ejemplo: arroz + frijoles.

Hierro: los alimentos como frijoles, lentejas, verduras de hoja verde oscuro y cereales fortificados pueden ayudarnos a tener una ingesta regular de hierro. La clave con este micronutrimento es su absorción, si cuando lo consumimos lo combinamos con alimentos ricos en vitamina C, este se absorberá mejor. Hay que prestar mayor atención en las adolescentes que ya tuvieron su período menstrual ya que durante esos días hay mayores pérdidas.

Calcio: si consumen productos lácteos como la leche y el yogurt pueden ser nuestro principal aporte de calcio. De no ser así, ciertos cereales y verduras de hoja verde oscuro pueden aportar calcio, pero en mínimas cantidades. Hay que recordar que en la etapa de la infancia y adolescencia los huesos están en formación para la vida adulta, por lo que el consumo de calcio se vuelve primordial.

Vitamina B12: esta se encuentra de forma natural en los alimentos de origen animal. Por lo que las personas vegetarianas pueden presentar alguna deficiencia y un pediatra podría recetar un suplemento.

El trabajo como profesional de la salud es educar a los pacientes y padres de familia a llevar una alimentación que cumpla con sus características: completa, equilibrada, suficiente, inocua y balanceada pero sobretodo que no ponga en riesgo el crecimiento y desarrollo de los niños.