No del todo

Por Ana Celia Jiménez Pérez

Pasan muchas  cosas en mi cabeza y por mi cabeza cuando recuerdo a mis muertos, a mis personas ausentes e irónicamente tan presentes; en el eco de mis acciones, en la voz que me aconseja, en olores, en gestos reflejados en otros rostros, en melodías, en comidas, en momentos donde casi podría asegurar que están presentes y jurar que la muerte no existe y que me han burlado y han burlado a todos. Los recuerdos siempre me agarran de imprevisto, mal parada dirían algunos, de bajada dirían otros y de sopetón digo yo; y ahí me encuentro sentada en una butaca frente al proyector de la memoria, volviendo a vivir lo que ya la muerte no me permite repetir.

A veces sonrío y siento emotividad y alegría al recordarlos. Siento que es un privilegio haberlos conocidos en esta vida, por haberlos amado, por haber sido testigo de algún periodo y tiempo en sus vidas, en este proceso que les tocó como humanos y en esta tierra. Dicen que todo tiene razón de ser y eso lo encuentro curioso y un tanto fascinante la coincidencia de las personas con las que convivimos y vivimos en esta experiencia llamada vida. Yo no sería la misma sin las experiencias que viví con ellos,  yo no soy la misma ya sin ellos; pero sí discierno dentro de todo, una inmensa fortuna en saberlos y recordarlos y llevarlos dentro de mí.

Otros momentos no soy tan fuerte y soy vulnerable y sensible y me embarga la tristeza y lo permito, brotan los cuestionamientos como vapor del suelo y todos sin respuesta, sin congruencia, sin ser saciados y me vuelvo a resignar, y me vuelvo a convencer que debo de dejar ir, soltar emocionalmente, pero también soltar el llanto debido y necesario que ya que a pocos les lloro y a pocos los extraño de esta manera y forma; y también a su vez y de una manera tanto bizarra se vuelve disfrutable y caigo en esa dualidad y ambivalencia de sonreír y llorar, de soltar y quererme aferrar al recuerdo, de entenderlo para luego confundirlo todo. Curioso es el lugar donde mis muertos me habitan, curioso es no saber que es de ellos, curioso es que aseguró que siguen en vida, en otro universo, otra plataforma, otra dimensión, otro mundo pero ahí siguen, no tengo la duda de sus presencias y no tengo la certeza de que se encuentren ausentes.