Negocios se pierden por no registrar marca

Tijuana.- El no registrar una marca puede convertirse en un intento fallido al momento de emprender un proyecto, advirtió la directora del proyecto Legal Advisor, Brenda Valdez Abril.

La empresario de la plataforma digital que tiene por objetivo la prestación de servicios legales en línea, señaló que actualmente en el mercado se ha vuelto una necesidad el innovar, emprender y crear nuevos servicios y productos.

Expresó en un comunicado que esto ha llegado al grado de que se ha convertido en parte de nuestra cultura cotidiana y formación profesional; pero en esa misma necesidad de crear, los emprendedores se encuentran con errores que hacen de un nuevo servicio o producto un intento fallido.

“El confiarnos en que nuestra idea o proyecto no la tomará nadie más, o que es un gasto innecesario el realizar el registro propio para asegurarla, es uno de los principales errores que cometen los emprendedores.

Porque no basta con solo crear y utilizar un servicio, también hay que protegerlo, ya que además de la cultura de innovar existe la de imitar”, manifestó.

Valdez Abril, añadió que el registro de una marca no sólo hace al emprendedor dueño de ella, sino que le cede todos los derechos legales y el poder utilizarla libremente e incluso rentarla a otros logrando su incremento comercial.

Indicó que al registrarse la marca queda protegida en el caso que alguien más decida usarla como propia sin autorización, pero sobre todo se puede defender ante una situación como esa.

“Se debe considerar que la dedicación y esfuerzo se pueden ver afectados por la falta de creatividad de otros. Una vez que se obtenga el registro se tendrá el uso exclusivo de la marca en todo el territorio mexicano, y cualquier marca utilizada que se le parezca será sometida a una infracción. Es hora de dejar la decidía y tener en cuenta que registrar una marca trae más beneficios que perjuicios”, destacó.

Informó que actualmente el procedimiento es más ágil y flexible, pudiendo realizarse desde una computadora, evitando el proceso de tramitación tradicional y con ello el emprendedor podrá tener la certeza de que el registro de su marca será una inversión a largo plazo, asegurando su crecimiento  y evolución en el mercado.