Narcomenudeo sobrecarga a juzgados

Por Moisés Márquez e Israel Ibarra /Infobaja

En los últimos años ha habido un avance importante en materia de impartición de justicia en Baja California, sobre en todo en infraestructura y por la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal en Mexicali, pero aún hay rezagos que atender, sostuvo María Esther Rentería Ibarra, presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

La magistrada tijuanense, quien en octubre próximo concluye un periodo de siete años al frente del Poder Judicial, comentó que aún falta juzgados para adolescentes, y especializados para atender por ejemplo el narcomenudeo.

 “Creo también debemos dar cambios culturales para entender y ver la justicia desde otro punto de vista… debemos  tender a la solución del conflicto a satisfacción de las partes, materializar más la reparación del daño, ya que a veces se deja a la víctima sin satisfacción”, apuntó en una entrevista exclusiva para el periódico Infobaja.

¿Está a punto de concluir su periodo como presidenta del Tribunal, cual es su evaluación de sus siete años?

El último de octubre de este año concluimos la presidencia… y lo que puedo compartir es que el Poder Judicial había tenido un gran rezago de infraestructura, un gran rezago presupuestal de crecimiento y traemos todavía rezago en eso, tenemos cierto rezago en modernidad, pero todos estamos muy animados a raíz de que hemos encontrado eco en los otros poderes del estado de apoyarnos financieramente, de apoyarnos con recursos para ir creciendo, y de atender la nuevas formas procesales para impartir justicia que al mismo tiempo vienen a la par con esa modernidad, en la informática, en la tecnología, entonces hemos encontrado eco y voluntad política para ayudarnos en los otros poderes del estado. Gracias a eso fue posible el Nuevo Sistema de Justicia Penal, que iniciamos 2010, ya son casi cuatro años, y de cierta forma al menos en el cambio de impartir justicia la sociedad ha resultado beneficiada.

 

¿Qué ha representado para usted estos siete años?

Ha sido una gran experiencia porque me ha permitido sensibilizarme con las carencias, con lo que nos hace falta en el poder judicial para atender la demanda ciudadana. Antes como juez yo estudiaba mis asuntos, pero no tenía el conocimiento de cómo ejercer el presupuesto, ¿cuál son nuestras prioridades?, pues todas, y yo empecé por la infraestructura que no teníamos, teníamos dos edificios en Mexicali, dos en Tijuana y era todo, y no en condiciones muy buenas, y ahora todos los edificios fueron remodelados, tenemos juzgados en Ciudad Victoria y en Ciudad Morelos en el Valle de Mexicali, en San Quintín, dos en Rosarito, tenemos dos edificios de Justicia Alternativa, el edificio del Nuevo Sistema en Mexicali y el edificio de Ensenada es como la cereza del pastel porque no teníamos.

Nos falta, nos faltan juzgados para adolescentes, nos faltan dos o tres en Tijuana, todos los proyectos están adelantados, nos falta la modernidad por ejemplo tener los juicios o acuerdos en línea, los abogados sueñan con eso…faltan juzgados especializados, nos faltan juzgados de narcomenudeo, los casos de narcomenudeo han subido un 30%, es decir además de los mil 200 casos en promedio que atienden los juzgados ahora tienen qua atender los casos de narcomenudeo, unos 300 casos más al año, es una carga enorme para el juzgador. Tan sólo en Tijuana son 10 juzgados.

 

¿Hay casos rezagados en el nuevo Sistema de Justicia Penal?

El nuevo sistema está abierto a todo público, los medios, cualquiera puede ir, las instalaciones son muy dignas, el gobierno del estado no se limitó en esa tecnología que se requiere, tenemos videograbaciones, podemos entregar los cds o disquets a las partes interesadas, es mucho más ágil el proceso, se están concluyendo en un promedio de 3, 6 y hasta 8 meses, no hay casos rezagados en el Nuevo Sistema, todavía hay expedientes del anterior sistema pero los están conociendo los juzgados tradicionales, nosotros teníamos 6 juzgados penales y han estado trabajando para concluir los asuntos del sistema tradicional pero tenemos 18 jueces en el nuevo sistema de justicia penal.

 

¿Había una percepción de que no estaba funcionando el nuevo sistema, que se detenían a los delincuentes y luego salían libres?

 Esto sucedió creo porque el trabajo de la justicia no corresponde únicamente al Poder Judicial… el Poder Judicial es uno de los poderes del estado, y las competencias están muy definidas, pero realmente para que los asuntos, los casos, los hechos que se dan, para que lleguen con nosotros tiene que intervenir primero otras instituciones como la policía municipal, la policía preventiva, agentes del ministerio público, periciales en ocasiones de la procuraduría, ya cuando hacen su trabajo estas autoridades y se integra la averiguación previa, cuando ya se han agotado sus investigaciones entonces nos turnan a los jueces todo ese trabajo y entonces ya está en nuestra cancha y ya de acuerdo al Código Procesal Penal inicia el juicio y se llega a la sentencia que puede ser condenatoria o absolutoria, pero realmente somos instituciones diferentes las que trabajamos un mismo asunto. De ahí que era muy difícil, no sé yo que haya sucedido porque no era de mi competencia, a mi me consta que las autoridades a nivel titulares pusieron de su parte para la capacitación, pero obviamente la capacitación hacerla llegar a todos estos sectores no es tan fácil, por ello hay que seguir capacitando.

 

¿Por qué no ha llegado el nuevo sistema a la Zona Costa, ya en varias ocasiones se ha cambiado la fecha?

Para mí son dos factores, primero  es el económico. En el nuevo sistema, en Mexicali, se hizo una inversión de 800 millones de pesos, obviamente para Tijuana por su tamaño posiblemente se necesite el doble, y esto complica la situación… nos dimos cuenta que tenemos que dejar que el tiempo avance y detectar las fallas y errores para perfeccionar el sistema y luego ya traerlo a las partes más complicadas, porque Tijuana tiene el doble o más de población que tiene Mexicali. Nuestro reto grande es Tijuana. La fecha límite es el 2016, a nivel nacional tiene que entrar en todo el país el nuevo sistema de justicia penal.

 

¿Cuánto se requiere para implementar el nuevo sistema en Tijuana?

No, porque por ejemplo el poder judicial hace sus diagnósticos y presupuestos, la Procuraduría y Seguridad Pública hace su presupuesto, ya todo eso englobado nos da un aproximado, yo digo los de los 800 millones de pesos porque sé que eso fue lo que invirtió el estado en Mexicali, en todo, por sentido común quiero pensar que si en Mexicali costó 800 millones, aquí en Tijuana se necesitará más… el poder ejecutivo a través de oficialía mayor, ya tiene visto un terreno, lo han estado visitando, también un representante del poder judicial, han estado viendo donde podría quedar el inmueble.

 

¿Quitando la parte económica, están listos para implementar el nuevo sistema en zona costa?

No, no estamos listos, nosotros hemos estado capacitando para la zona costa, nunca hemos dejado de dar los cursos a través del Instituto de capacitación, para que se vayan involucrando todos los funcionarios del poder judicial.

 

¿Se les echa la culpa los policías de que ellos los detienen y ustedes los sueltan, quien está fallando?

No me atrevería a decir si ellos están o no fallando, soy muy respetuosa del trabajo de los demás, los jueces tiene la competencia y tiene la facultad y la obligación de aplicar el  derecho, entonces ellos calificarán o no de legal una detención, tengo entendido porque he estado platicando con los jueces del área penal y están siendo cuidadosos en ese sentido, no quieren ni desean echar a perder el trabajo de otras instituciones, pero tampoco pueden dejar a un lado la aplicación de la norma…. Que no se está conforme con la decisión, bueno pues son formas y puntos de vista distintos. La palabra y la verdad jurídica la tiene el juez, y si no están conformes con la decisión, entonces se puede perfeccionar o se puede volver a investigar y se queda en reserva ese asunto, no quiere decir que no hay remedio o nada qué hacer. 

 

_ Es común escuchar que algunas personas salen libres por un error de procedimiento, ¿qué opina?

Buen, para eso es el derecho… yo le diría que a veces es preferible que se tengan esas garantías a que no se tengan, que seamos un país donde no existen los derechos humanos… la no existencia del estado de derecho estoy convencida que sería negativo cien por ciento… esos casos los vamos a tener porque la Ley es así… si no estamos conformes a lo mejor tendríamos que el órgano legislativo, los congresos, tendrían que hacer consultas ciudadanas, fotos, y modificar la ley, el juzgador solo es el conducto a través del cual se aplica la ley general a un caso concreto y para eso se requiere conocimiento, es indispensable el perfil del juzgador, es necesaria la carrera judicial, porque solo el tiempo y la experiencia va perfeccionando al juez en su manera de interpretar y aplicar la ley, para que no cometa errores, o lo menos posible, yo no le digo que son perfectos y que no vaya a haber errores, es normal, pero para eso están todos los recursos que tenga el ciudadano contra las decisiones de un juez, el recurso de apelación, de revocación, el juicio de amparo que no es un recurso dentro de un proceso, es otro juicio aparte que se lleva ante otro poder.

 

¿No hay corrupción entonces entre los jueces?

Si usted sabe de algo, dígamelo… Si hay corrupción los particulares pueden presentar su queja ante el consejo de la judicatura. Tenemos buzones también de quejas en todos los juzgados, está la denuncia, no estamos exentos de que alguna vez nos veamos envueltos en eso y bueno se investigará y se acudirá a la Ley de Responsabilidades por parte de los órganos que estamos competentes para eso como el Consejo de la Judicatura y la Contraloría Interna.

 

¿Qué opina del tema de la impunidad, hay quienes sienten que es un tema de agenda pendiente?

Debemos combatir la impunidad, desde luego debe desaparecer de nuestra vida social y de nuestros sistemas de impartición de justicia… yo vuelvo a insistir, si una ley de considera imperfecta por parte de determinados sectores pues tiene todo el derecho de acudir ante las autoridades competentes a que se revise o de modifique, a que se hagan reformas y que cada vez se cierre le brecha y exista menos impunidad.

 

¿La impunidad es adjudicadle a algunas de las partes de proceso, como a la Procuraduría, a la policía o a los jueces?

Cada caso es diferente, cada caso es especial, a veces decimos que un caso es igual a otro asunto y no, yo como abogada, como juez, como funcionaria del poder judicial desde hace 30 años le diré que ningún caso es igual a otro, entonces cada caso para nosotros implica mucho estudio, meditación, estar revisando constantemente, estar valorando pruebas, estar tratando de obtener la verdad material y jurídica. 

 

¿Cómo ha visto la evolución del Consejo de la Judicatura, ha cumplido con las expectativas de cuando se creó?

El Consejo de la Judicatura se creó en 1995, lo integraban únicamente tres miembros, en aquel entonces creció en número, y llegó el momento en que no teníamos equilibrio en cuanto a los integrantes,  afortunadamente el Poder Judicial obtuvo una sentencia favorable ante la Suprema Corte y eso nos dio la oportunidad de una conformación más equilibrada entre los consejeros internos y externos. Eso ha venido a fortalecer sobre todo  al Poder Judicial en sus decisiones, es verdad que el Consejo es útil en algunas áreas sobre todo administrativas que quitarían el tiempo al magistrado o juez, sin embargo hay estados que no lo tiene y se manejan a través de comisiones, si se requiere un carácter de disponibilidad para además de la carga de los juicios estar dispuesto a dar su tiempo para trabajar en comisiones como la de administración, que es la más complicada porque ve lo del gasto público.

 

¿De cuánto es el Presupuesto este año del Poder Judicial?

Es de alrededor de 845 millones de pesos, nos dieron 3 millones de pesos menos que el año pasado, pero nos fue muy bien pues en otros años nos daban 20 millones menos, y ya que nos den 3 millones menos pues estamos muy contentos.

Crean “software” propio

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado, María Esther Rentería Ibarra, reveló que en materia de fiscalización y control del gasto público se quiere homogenizar todo a nivel nacional mediante un sistema de contabilidad gubernamental que es muy complicado en término de informática.

Al Poder Judicial de Baja California el programa para cumplir con ese requerimiento de “contabilidad gubernamental” le costaba 30 millones de pesos, y lo menos que se cobraba eran entre 12 y 15 millones de pesos, pero no se pudo proporcionar por parte del Ejecutivo estatal, por lo que el personal de informática del Poder Judicial se puso a trabajar en un programa propio.

Este programa propio del Poder Judicial lleva ya un 70% de avance.

También se hizo lo mismo, de crear un software propio, en el caso del Nuevo Sistema de Justicia Penal, y ahora se les ha estado facilitando a otros estados a través de convenios.

*Publicado en la edición impresa de Infobaja del Jueves 17 de julio del 2014