Mujeres apoyando a otras mujeres

Leny Echánove tocará el tema del manejo del tiempo personal con los negocios, mientras que Damaris Ortiz hablará sobre cómo seguir sus corazonadas le trajo éxito. Fotografías: Cortesía

Por Hugo Fernández Sánchez

Tijuana.- El lema de la plataforma Blooming, “Inspirando. Compartiendo”, resume perfectamente su propósito.

Brenda Mendoza, quien junto con Alejandra Villavicencio y Liliana de la Paz formó Blooming, explicó que eso es precisamente lo que buscan a través de las charlas “Time to Bloom”, que este sábado tendrán su segunda edición.

“Estamos creando una plataforma, donde nos reunamos -por el momento de manera mensual- mujeres a compartir experiencias, acerca no solo de emprendimiento sino también en el ámbito personal: cómo cumplir sueños, cómo motivarnos nosotras mismas a cumplir nuestros sueños a pesar de la adversidad en la que alguna mujer podemos estar”, explicó Brenda Mendoza. “Empoderarnos un poquito a través de la experiencia de otras, de saber cómo le hizo esta otra mujer para poder salir adelante y cumplir una meta”.

La primera edición la tuvieron el 27 de abril, en 52 Kool, bar & grill ubicado en la colonia América. En esa ocasión contaron con la presencia de la profesora del Cobach (Colegio de Bachilleres), Karen Martínez, quien ofreció la plática “Toma de decisión”, mientras que Carolina Lomas habló de “Competencia entre mujeres”.

Este sábado 1 de junio, de las 10:00 a las 14:00 horas se llevará a cabo la segunda edición, con la participación de dos jóvenes emprendedoras, Damaris Ortiz y Leny Echánove.

Creadora del mercado orgánico Sano & Punto, Echánove conoce sobre nutrición y alimentación adecuada. No obstante, en esta ocasión compartirá sus experiencias en otro asunto.

“Lo que nos va a hablar es cómo maneja su tiempo entre su familia, que son tres niños, su esposo, que son su vida personal, y el negocio”, dijo Mendoza.

Damaris Ortiz está al frente de Abba’s House, un negocio que elabora productos diversos a base de amaranto, con distribución no solo regional, sino en otros lugares del país y el extranjero.

Ella compitió “en un tipo shark tank, en Los Ángeles”, comentó Brenda Mendoza. “Fue de las ganadoras y tuvo la oportunidad de ir a India, entonces eso también la ha ayudado bastante en ampliar un poco su producto”.

Hablará sobre cómo ha conseguido avanzar siguiendo sus corazonadas y su intuición, pues de esta forma fue que nació su negocio. También explicará las investigaciones que ha hecho para hacer crecer su empresa, así como lo que ha aprendido sobre canalizar tus intuiciones también en el plano personal.

Las pláticas de “Time to Bloom” están contempladas para un grupo de entre 30 y 40 participantes. El costo del boleto es de 595 pesos e incluye aperitivos “y algunos regalitos por parte de nosotras”, dijo.

Buscan también ampliar horizontes para mujeres “que tengan ganas de enriquecerse y de salir un poquito de su día y día”, además de ofrecer la oportunidad de hacer nuevas amistades que puedan ampliar sus círculos.

Aclaró Brenda Mendoza que no son motivadoras personales ni tienen estudios en esa área: Ella es licenciada en Administración de Empresas, Liliana de la Paz es arquitecto y Alejandra Villavicencio es químico.

“Nuestra carrera no es para nada orillada a la psicología o al coach de vida, nada de eso. Es nada más que vemos la oportunidad y la necesidad de crear estos grupos para hacerle saber a las mujeres que no estamos solas y que todos los días salimos a lo mejor con un poquito de miedo, pero sí tenemos algo en mente qué hacer, pues siempre va a haber alguien que te pueda escuchar y te pueda decir cómo hacerle”.

El formato de “Time to Bloom” inicia con el registro a las 10:00 horas, con las pláticas de aproximadamente 45 minutos con cada ponente, seguido por sesiones de preguntas y respuestas.

A las 13:00 inicia un momento para charlar entre las asistentes y hacer relación pública. “Nos damos un tiempo para seguir haciendo un networking o seguirnos conociendo entre las que asistieron y saber qué les pareció el evento”, señaló.

En cuanto al tipo de público, Brenda Mendoza explicó que es variado y no tienen que ser personas con negocios.

“Ahorita la iniciativa es dedicada a la mujer, estamos buscando también que las asistentes sean mujeres de entre 23 y 50 años”, comentó. “No tienen que ser mujeres que tengan un negocio, es nada más que se den la oportunidad de escuchar a otras mujeres y de ir abiertas a recibir información que nos están compartiendo y que nos pueden inspirar”.