Mucho más que sustos

Por CineMan

IT (Eso)

El relativamente novato director argentino Andres Muschietti (escritor y director de Mamá del 2013), en mi opinión logra posicionarse como uno de los escasos directores que comprenden y recrean atinadamente en una película, el ambiente espeso y espeluznante de un libro de Stephen King. Oportunidad que pocos reciben y mucho muy pocos logran aprovechar, pregúntenle a Kimberly Peirce, directora del remake de Carrie en 2013.

Puesta a finales de los 80s, en la pequeña y rutinaria ciudad de Derry, un grupo de muchachos con aspecto casi de niños, viven vidas contrastantes entre gozar el verano que les espera lleno de juegos y aventuras, y un terror permanente que existe en la historia de su comunidad, que poco a poco se les va acercando. Pues resulta que Derry es el hogar de un terrible mal que se alimenta del miedo de jóvenes y ha cobrado vida en la forma del payaso Pennywise.

Todo el elenco hace un trabajo casi perfecto, los jóvenes embonan uno con otro de manera muy natural, rápidamente notas las pequeñas diferencias que les define en su personaje y a la vez todos hacen un conjunto dinámico y de agradable aceptación. Es decir todos te caerán bien.

Sí da miedo; te confirmo que el objetivo lo cumple al ser una película de terror, pero no son sustos rápidos y baratos, aunque abusa un poco del sonido para sobresaltos. La película sí crea un ambiente frío y de suspenso que auténticamente te cautiva y no te deja relajarte. Lamentablemente para mi gusto, cargan mucho la mano en los efectos especiales CGI, cuando claramente no era necesario, ya que notamos que las escenas con el payaso Pennywise hacen para interacciones aterradoras, pero basadas en la capacidad y técnica de los actores. Es un viaje por varias caras del miedo, desde antecedentes históricos con imágenes del pasado que te generan escalofríos, hasta escenas con acción de violencia bruta que se acercan a lo traumático. La sentí como una película de miedo realizada hace 25 años, pero con la tecnología y atrevimiento de hoy.

IT me resultó mucho más que una película de miedo, es una excelente historia de florecer juvenil y de unidad en la inocencia. Las narrativas de los problemas y traumas familiares de los jóvenes, sirven como para su propia película. Por varios momentos te ves igual de interesado y atraído por esas historias personales, hasta de algunos de los personajes secundarios.

Una película muy completa, que aunque tiene su origen y motor en el género de terror, para mí logra rebasar esa barrera y se posiciona en su propio estilo. Ansío por ver el Capitulo 2.

(Súper Recomendable, Recomendable, Poco Recomendable, Nada Recomendable)

Mi Calificación: Súper Recomendable 

Mi Calificación al cine donde la vi: Cinépolis Galerías = Experiencia Positiva. Todo estuvo bien.