Mover a México. Siglo XXI: Bienvenidos a México

En el año 1519 y sin previa invitación, México recibió por primera vez la visita inesperada de 500 españoles,  quienes en contubernio y alianza con 130,000 tlaxcaltecas, lograron derrotar a los mexicas y por ende conquistar México.  Tuvieron que pasar 300 años para independizarnos de la corona española.

Dicho lo anterior, es de conocimiento público que España atraviesa actualmente  por una situación económica complicada.  Ahora bien, en días pasados, daba lectura a unos comentarios de Claudia Luna Palencia, nota publicada en el diario El Mexicano, que se refería a la situación laboral en España y del éxodo de españoles.

A mayor abundamiento, me enteré que existe un Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero, que marca claramente una fuga de ibéricos con destino a diversos países, entre ellos México.  De acuerdo con datos aportados por dicho censo, en la actualidad 1’931,248 de españoles residen fuera de España.  El desplazamiento de españoles fuera de su tierra natal, es solamente un reflejo de lo que acontece a nivel mundial.  En efecto, el fenómeno migratorio que corresponde al movimiento global excede los 150 millones de seres humanos.

Para el año 2014 y con permiso migratorio de nuestra Embajada de España, 90,000 españoles han obtenido visas para viajar y residir en tierras aztecas.  Esta realidad migratoria seguramente vendrá a contribuir al desarrollo del país.  Las inversiones en los diversos sectores productivos, las aportaciones tecnológicas y científicas, así  como los profesionistas procedentes de España, brindarán mayores oportunidades de progreso y bienestar para los mexicanos.  Para tal efecto y para mayor certeza, no puede haber duda de que las inversiones españolas van a crear empleo.  Nuestra realidad es que México requiere generar urgentemente más de 2 millones de empleos al año y no creo que esta meta se logre solamente con capital nacional.

No podemos descartar que las Reformas Estructurales recientemente aprobadas por el Congreso de la Unión, ofrecen a los extranjeros nuevas reglas y procedimientos para participar en el crecimiento y transformación de la Nación.  Me parece que la apertura a la migración y a la inversión extranjera, es fundamental para el sustento y desenvolvimiento del país.  En tiempos del General Don José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, la inversión extranjera fue vital para lograr el crecimiento sostenido de México.  Orden y progreso.  Por otra parte,  Estados Unidos de Norteamérica es un claro ejemplo de la importancia que implica la migración y la inversión extranjera. 

Por los antes expuesto, te invito a externar con beneplácito nuestra cordial salutación a los primos de España:   ¡Bienvenidos a México!