Monday Night Fútbol

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Si hay tan sólo una lección que uno debe aprender tras esta primera jornada es el hecho de que las fechas y horarios de los partidos están sujetas a cambios en un cien por ciento y a cualquier momento. Y es que en la edición pasada de esta columna se mencionó que el ahora llamado torneo Guard1anes arrancaría el jueves en la tarde con el duelo entre el Atlético de San Luis y FC Juárez, lo cual resultó ser un grave error, ya que por cuestiones de salud el partido fue movido al lunes en la tarde, haciéndole compañía al inicialmente solitario enfrentamiento entre Pachuca y América. No solo eso, tan sólo unas horas después se anunció que uno de los duelos del viernes, específicamente el juego entre Mazatlán y Puebla, también sufriría un cambio de horario y fecha, viéndose acomodado después de los dos partidos mencionados previamente. Así que, para recapitular, de tener tan sólo un partido “estelar” programado en lunes, la afición mexicana se vio sorprendida con una cartelera repleta de encuentros en un día que no se acostumbra tener fútbol mexicano. Pero bueno, claramente este es el año de lo inesperado y, como se mencionó al principio, para bien o para mal los horarios están sujetos a cambiar sin previo aviso; por supuesto que no se celebran las causas, pero el televidente sin duda agradeció tener un lunes lleno de fútbol. Ya si en verdad los partidos del “lunes futbolero” fueron buenos o malos es otro tema, pero la estadística ahí queda para la posteridad.

Ahora bien, ¿qué se puede decir de la primera jornada en general? Y lo primero que resalta es el hecho de que se le debe aplaudir a todos los involucrados por la realización de la jornada 1 del torneo, ya que ante todo pronóstico se jugaron en su totalidad los encuentros programados, independientemente de algunos cambios. Ya si se trata de una cuestión de irresponsabilidad por parte de los organizadores es un tema meramente subjetivo, pero la realidad es que se logró lo que por momentos lucía imposible y el aficionado pudo disfrutar de un arranque emocionante y lleno de goles. Específicamente eso último, ya que tomando en cuenta que se trató de la primera semana del campeonato el hecho de que se anotaron casi 30 goles es un buen augurio de lo que está por venir. Se podrá argumentar que esto tiene mucho que ver con el hecho de que algunos equipos no están a ritmo a comparación de otros, pero se debe apreciar que sólo un partido quedó 0-0 y en los demás se anotaron dos o más goles.

Hablando de falta de ritmo, otra estadística que resalta de esta primera jornada es el hecho de que fueron 7 jugadores los que se fueron expulsados, mostrando que aún hay detalles por afinar en cuanto a la faltas por parte de los involucrados. Ojo que hubo al menos un par de tarjetas rojas mal mostradas por parte de los árbitros, así que habrá que mejorar por ese lado también.

Ciertamente fue un inicio de campaña distinto dentro de lo que ha sido un año que sigue brillando por su preferencia a lo inesperado, pero al menos se podrá decir que esta primera edición de Monday Night Fútbol fue todo un éxito.