Mitos del Buró de Crédito

Por Laura Sánchez Rivas

Es común escuchar entre la gente comentarios negativos acerca del Buró de Crédito: que es del gobierno, que es una lista negra y si apareces significa que ya no te darán un crédito, o que si le negaron el crédito es por culpa del Buró.

El delegado estatal de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Homero Davis Castro, desmitificó estos comentarios y recomendó a los usuarios familiarizarse con el Buró de Crédito consultándolo por lo menos una vez al año “es como un chequeo médico”.

Explicó que el Buró surgió para tener información de los usuarios en cuanto a la capacidad que tienen para liquidar un adeudo o un crédito, prácticamente es un banco de información donde existen todos los datos de los usuarios de sus actividades financieras: si tienen tarjeta de crédito y qué uso le dan, o si tienen un buen record por cumplir con los pagos.

De acuerdo a la deuda o cómo aparezca en el Buró, este le calificará del  al 10, Davis Castró señaló que incluso un retraso en el pago de un teléfono móvil le puede restar puntos; esta calificación sirve como parámetro para que las instituciones financieras decidan si otorgan o no el préstamo.

Sin embargo no es una lista negra, el buró tiene información crediticia de todas las personas y empresas que tienen o han tenido al menos un crédito, independientemente de que paguen o no a tiempo.

Verifique su historial crediticio

El Delegado de Condusef advirtió que es recomendable que la gente consulte su Buró de Crédito por menos una vez al año para verificar que no haya errores o cuentas por pagar.

“Muchas veces, sucede que hay errores: le cargan cuentas de otras personas, o alguna mala información de alguna institución financiera; esto les ocasiona que no puedan tener un crédito de vivienda o automóvil, entonces es bueno que lo verifiquen para que puedan hacer la corrección o aclaración” indicó.

En la página web del Buró de Crédito se puede consultar una vez al año, y a través de la Condusef también una vez al año; de igual manera las aclaraciones su pueden hacer directamente en la página web o por medio de la Comisión.

Para consultar su historial deberá presentar una copia de su credencial y de su RFC, “dar este tipo de información es muy delicado y la Condusef debe garantizar que se le está entregando al titular, es la única persona que la puede consultar” especificó el Delegado.

Davis Castro dio a conocer que es muy importante que el usuario verifique que su nombre, dirección y RFC estén correctos. Los problemas más comunes son las homonimias.

“Lógicamente al haber nombres iguales se les carga a la cuenta de otra persona; o hay errores con los números de cuenta parecidos”, mencionó.

Ojo con las Quitas

Si uno debe 100 pesos a un banco, pero la institución vendió la deuda a un despacho, en ocasiones estos ofrecen llegar a algún arreglo “nos debe 100 pesos, pero si me pagas 50 le eliminamos la deuda”, esto es una quita, explicó el Delegado.

Destacó que aunque ya no hay deuda con la institución o despacho, en el Buró de Crédito quedará registrado como un deudor, que es el tiempo en que se borran los historiales crediticios.

Su información crediticia permanecerá durante seis años, es decir, cada transacción se eliminará tras seis años de antigüedad; si paga sus adeudos a tiempo puede que mejore considerablemente su historial.

Mito                                                                                                   

• Es una lista negra                                                       

• Aparezco en el Buró sólo cuando no pago mis deudas

• Nunca sales del Buró

• Si estás en el Buró nunca te darán crédito

• Te niegan créditos por culpa del Buró

Realidad                

• En el Buró hay información de todas las personas que obtuvieron algún crédito

• En el Buró aparecen todas las personas independientemente de que paguen a tiempo o no

• Tras seis años, tu historial se borra

• Si tienes un historial crediticio sano, aumenta tu probabilidad de obtener nuevos financiamientos y/o aumentar tu línea de crédito actual.

•  El Buró no decide si te otorgan o te niegan un crédito