Misión rescate México

Por Manuel Alejandro Flores

Después de analizar el 3er informe de gobierno del presidente López Obrador, de contrastarlo con la realidad que vive nuestro país y estar seguro de que el presidente miente consistentemente, ratifico al doble mi compromiso con el grupo denominado Misión Rescate México, cada vez estoy más convencido que estamos del lado de la correctos de la historia y que tenemos que seguir trabajando para construir el México que merecemos desde la perspectiva humanista, solidaria y libre.

Misión Rescate México (MRM) nace con la firme consigna de construir contrapesos democráticos al poder público, especialmente después de los primeros meses como presidente de AMLO. Los signos que el régimen denominado Cuarta Transformación ha mostrado son muy claros:

  • Robustecer el ya de por sí amplio y fuerte poder presidencial en México.
  • Alinear los poderes legislativo y judicial a la agenda política del Ejecutivo Federal.
  • Aparentemente activar programas sociales en beneficio de la gente más pobre de México de manera directa.
  • Fortalecer al ejército mexicano dotándole de mayor presupuesto y entregándole tareas de seguridad pública doméstica.
  • Comunicar de manera diaria los temas de interés de la base electoral del régimen. El foco son las elecciones, no resolver los grandes problemas nacionales como la inseguridad, la migración ilegal, la pobreza o la cobertura de salud.
  • Instaurar un régimen socialista y adoctrinar sobre el mismo desde la educación pública.
  • Impulsar una agenda con perspectiva de género desde el Congreso Federal.

En ese orden de ideas, la agenda de MRM busca:

  • Construir contrapesos al poder del presidente desde el Congreso de la Unión, buscando una oposición responsable que no esté enfocada en bloquear sino en buscar priorizar las necesidades de la gente, es el Congreso la representación principal de los ciudadanos.
  • Salvaguardar el equilibrio de los poderes de la Unión. Ningún poder está subordinado al otro, existen fundamentalmente para equilibrarse.
  • Poner en la agenda pública nacional los grandes temas y problemas del país, especialmente lo que tienen que ver con el combate a la pobreza impulsando la economía solidaria como motor de transformación a la triste y dolorosa realidad de la pobreza en México.
  • Promover el Estado de Derecho como elemento fundamental de la cultura democrática y la certidumbre en las inversiones y propiedad de las personas.
  • Garantizar, como se ha hecho desde más de 20 años, elecciones organizadas por una Institución autónoma e imparcial que convoque a los ciudadanos a ser quienes estén en las urnas y cuenten los votos.
  • Priorizar la agenda educativa construyendo alianzas con los actores preponderantes en el tema educativo. Garantizar el derecho a una educación de calidad en cada escuela en México.

Es el momento de que una nueva generación de políticos surja para resolver los grandes problemas del país. México es en sí mismo suficiente para convertirse en el mejor lugar para vivir en paz. Lo importante es asumir nuestra responsabilidad desde hoy para lograr de una vez por todos una transición y un cambio de régimen que instaure la propuesta humanista, solidaria y por ende democrática.