Mi pronóstico para la Serie Mundial

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

Por primera vez desde el 2013, tenemos una Serie Mundial en donde los participantes son los equipos de mejor récord en sus respectivas ligas, con los Dodgers de Los Ángeles y las Rayas de Tampa Bay llegando al Clásico de Otoño con las mejores marcas en todo MLB, alcanzando 43 y 40 triunfos de forma respectiva en el calendario reducido a 60 juegos para la campaña regular.

Después de que los Dodgers ganaron el primer juego detrás del pitcheo de Clayton Kershaw, la serie se anticipa prolongada debido a la combinación de talento y profundidad que hay en cada roster, por algo estos equipos dominaron sus divisiones y coincidentemente requirieron el máximo de siete juegos en sus Series de Campeonato para capturar el banderín de cada Liga.

Esta es la tercera vez en los últimos cuatro años en que los Dodgers llegan a la Serie Mundial, por lo que la experiencia con la que cuentan figura darles una ventaja sobre las Rayas, ya que este es un terreno que la mayor parte del roster de Tampa Bay apenas está conociendo, aunque esta aparición de los Dodgers les pone mayor presión a capturar su primer título desde 1988 o bien podrían ser etiquetados como los Bills de Buffalo, un equipo que llegó a cuatro Super Bowls consecutivos, sin embargo nunca ganó el juego de mayor importancia.

Las claves para los Dodgers estarán en Clayton Kershaw, Cody Bellinger y Mookie Betts, ya que son los líderes indiscutibles en el equipo y en especial Kershaw, ya que siendo una súper estrella del béisbol con tanto acumulado en su CV, es momento de que pueda brillar finalmente en el máximo escenario.

Por su parte, para las Rayas sus esperanzas radican en el bateo de Randy Arozarena, quien ha tenido una postemporada brillante haciendo de todo en el diamante. De igual forma, una de las piezas de mayor experiencia, el derecho Charlie Morton es quien ya tiene un anillo de Serie Mundial, derrotando a los Dodgers en el 2017 y figura marcarle el ritmo al resto del equipo, resaltando el hecho de que abrirá dos juegos cruciales, el tercero y el séptimo de ser necesario.

A mi juicio este último sí será requerido, por lo que las Rayas de Tampa Bay ganarán en siete juegos, con ello apuntándose el primer campeonato en la historia de la franquicia, algo que les tomó 22 años lograr.

Una pequeña trivia

Menciona a los dos equipos que se enfrentaron en la Serie Mundial del 2013, de nuevo la última ocasión en que los mejores equipos de cada liga compitieron por el campeonato.

En el círculo de espera

Este fin de semana continúa la Serie Mundial realizándose en el Globe Life Field en Arlington, Texas. A diferencia de las series anteriores, sí tendremos días libres entre el segundo y tercer juego, así como entre el quinto y el sexto. De llegar a los siete juegos, la Serie Mundial estará concluyendo el miércoles 28 de octubre.

A la conclusión de esto, el mundo del béisbol de Grandes Ligas pasará a la siguiente etapa invernal con el periodo de la agencia libre. Recordemos que para los Padres de San Diego, la campaña 2021 estará iniciando el 1 de abril en Parque Petco ante de los Diamondbacks de Arizona, mientras que el calendario de la Liga del Cactus arranca el 27 de febrero frente a los Marineros de Seattle.

Y la respuesta es…

Los Medias Rojas de Boston y los Cardenales de San Luis, con Boston ganando en seis juegos.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.