México tendrá buque de investigación pesquera

MÉXICO.- El Gobierno del Presidente de la República, Felipe Calderón, impulsa la mayor inversión en investigación pesquera de los últimos años, con lo que se contribuye a aumentar la producción de las especies marinas y acuícolas bajo un ordenamiento y desarrollo sustentable, garantizar el abasto de alimentos provenientes de esos sectores y generar más fuentes de empleo en el país.

“En materia de Pesca y acuacultura, el Instituto registra una inversión, en este momento, del 1.7 por ciento del Producto Interno Bruto que genera la pesca y la acuacultura, lo cual indica que el sector está siendo bien atendido en materia de recursos para la investigación”, afirmó el Director en Jefe del Instituto Nacional de Pesca, Raúl Adán Romo Trujillo.

En materia de presupuesto, puntualizó, el Instituto es una dependencia fuertemente apoyada, al grado que de 2010 a 2011 el presupuesto del organismo dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación  creció al pasar de 234 millones de pesos a 500 millones.

A esos recursos, dijo, se suman 111 millones de pesos de fondos competidos que el Instituto ha gestionado ante instituciones nacionales para reforzar el trabajo de investigación científica mexicana.

En conferencia de prensa ofrecida en el marco del Quinto Informe de Gobierno, puntualizó que en reforzamiento a la investigación el Inapesca coordina una Red Nacional de Información e Investigación en Pesca y Acuacultura, integrada por 54 instituciones de educación superior y centros de estudio científico del país que generan investigación en materia pesquera y acuícola.

El presupuesto histórico de este 2011, abundó, le permitirá al Instituto contar con un buque de investigación pesquera (con siete laboratorios) para finales del próximo año, con lo que se detonará la explotación de nuevas especies, incrementará hasta un 30 por ciento la captura nacional y propiciará mayor aprovechamiento del potencial pesquero en aguas profundas del litoral del Pacífico mexicano.

Es decir, refirió, se abre la posibilidad de aumentar en el mediano plazo en 500 mil toneladas la producción de alimentos provenientes del mar, que se sumarán al millón 500 mil que actualmente genera la actividad acuícola y pesquera.

El Titular del Inapesca afirmó que antes de que concluya el año se publicará la convocatoria para la fabricación de la embarcación, que se estima costará alrededor de 380 millones de pesos y estará al servicio del país.

Romo Trujillo detalló que el barco, primero en su tipo en América Latina, contará con tecnología de punta para la realización de estudios y experimentos biológico-marinos. Su equipamiento científico de última generación –añadió— le permitirá localizar y evaluar potenciales recursos pesqueros.

Por primera vez, se contará con una embarcación que albergará equipos interdisciplinarios integrados por científicos de centros de estudios superiores del país para profundizar en sus investigaciones.

El barco contará también con un vehículo operado a control remoto que se empleará para la colocación, apoyo y recuperación de muestras y objetos; seguimiento de ejemplares; estudio y levantamiento de perfiles tridimensionales del lecho marino, y registro continuo de imágenes, que se podrán utilizar para producir video documentales científicos.

También, operará un Sistema de Sonar Científico para captar la medida de la biomasa de especies; un Sistema de Posicionamiento Dinámico que permite a la nave mantenerse en un punto fijo en el océano;  equipo de sonar de Sistema Multihaz, que proporciona información sobre el fondo marino, y el Bajo Sonido Acústico Radiado, ideal para el monitoreo silencioso de peces sin afectar su comportamiento.

Se prevé que la operación del navío tendrá una autonomía de mil 200 millas náuticas y capacidad para permanecer en altamar hasta 52 días, lo que permitirá a los científicos del Instituto realizar trabajos de exploración en profundidades de hasta mil 500  metros del mar territorial mexicano.

Otros beneficios que generará el funcionamiento del buque serán la reducción del esfuerzo y presión pesquera en la costa, nuevas alternativas de inversión para el sector productivo y generación de mayores fuentes de empleo.

En sondeos realizados en aguas alejadas del litoral del Pacífico mexicano, en profundidades superiores a 500 metros, se obtuvieron evidencias que indican la existencia de recursos marinos que pueden ser aprovechados e incrementar la oferta de alimentos provenientes del mar.

Se ha comprobado también la existencia de recursos potenciales de considerable demanda como la langostilla, sardina, macarela, bacalao negro, cangrejo de profundidad y merluza, entre otros.

Adelantó que con una inversión estimada en 180 millones de pesos se proyecta la adquisición de un buque más, con los mismos equipos y tecnología, para realizar estudios en el Golfo de México. Inversión de 50 mdp para infraestructura acuícola.

Por otra parte, expuso que el Inapesca desarrolla el Programa de Apoyo a la Inversión en Equipamiento e Infraestructura, Componente Recursos Genéticos Sistema Acuático, a través del cual se reforzará la infraestructura productiva acuícola en 11 estados.

El Programa pretende fomentar el manejo adecuado, reproducción y aprovechamiento sustentable de la riqueza genética acuícola y pesquera del país, asimismo, impulsar la reproducción de especies de importancia biológica o económica para la generación de alimentos. 

Bajo este esquema se invertirán 50 millones de pesos en la creación de cinco núcleos genéticos para el mantenimiento de un banco in vivo para la generación de germoplasma que, en una primera etapa, se almacenará en una Sala de Criopreservación y posteriormente en el Centro Nacional de Recursos Genéticos en Tepatitlán, Jalisco.

Romo Trujillo destacó que mediante este programa se impulsará el mejoramiento genético de 18 especies cultivadas, lo que propiciará mayor competitividad de los productores e incrementara la calidad y disponibilidad de alimentos en beneficio de los consumidores.

Indicó que con los recursos destinados a este programa, se establecerán nuevos centros de producción y se reforzará la infraestructura y capacidad instalada de granjas acuícolas.

Se tiene previsto también el establecimiento de Centros de Evaluación y Manejo de organismos, complementariamente se fortalecerá el equipamiento e instalaciones  de laboratorios destinados a la producción de especies de alto rendimiento.

Las especies que serán objetivo de estudio son la trucha, pez pargo, abulón azul, amarillo y rojo, jurel, lobina, lenguado, peje lagarto, ostiones japonés, virginia y del Pacífico, tilapia, callo de hacha, almeja generosa, almeja mano de león, robalo y pez blanco.

Los centros productivos acuícolas que recibirán apoyo del Inapesca para el mejoramiento de su infraestructura se localizan en Tabasco, Baja California, Baja California Sur, Michoacán, Sonora, Nayarit, Sinaloa, México, Puebla e Hidalgo.

Desarrollo de biotecnología para el cultivo de coral Finalmente,  el funcionario resaltó que el Inapesca desarrolla biotecnologías para el cultivo de corales, con el objetivo de contribuir a la restauración y rehabilitación de áreas arrecifales del Caribe mexicano.

Estas acciones propiciarán además el reclutamiento de especies de importancia comercial y alimentaria como son peces, langosta, caracol y pulpo, entre otros.

El proyecto, que además ayudará al mejoramiento de los ecosistemas marinos, se desarrolla con la participación de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Por otra parte, destacó que la investigación que se desarrolla en el país ya permite dominar la biotecnología para el cultivo y reproducción de especies marinas y acuícolas como el pescado blanco, que es fuente de empleos en regiones como Pátzcuaro, Michoacán.