México en ascuas

Por Manuel Rodríguez Monárrez

manyrodriguez@live.com.mx

Twitter: @Tijuanagreen

La primavera que termina en México será recordada por el despertar de los jóvenes en la vida política nacional, casi en paralelo, como si anunciase ese despertar de conciencias, el volcán Popocatépetl registró una actividad volcánica inusual, fenómenos ambos de la naturaleza, que dan muestra de la vitalidad y energía de una nación, cuya combustión interna genera movimientos de todo tipo. Mientras los partidos políticos hacen un llamado a sus militantes a cerrar filas, el grado de crispación que ha logrado el movimiento de jóvenes: “Yo Soy 132”, tiene irritado a más de uno, pero por otro lado, dicho movimiento, ha logrado la adhesión de muchos jóvenes que están en total libertad de rebelarse ante un sistema y en estado de cosas con las cuales están inconformes. Por lo que a unos días de que concluya la elección, extraño aire de incertidumbre ronda las campañas electorales. Representantes del equipo amarillo, rojo y azul se declaran ganadores, y al mismo tiempo saben que cualquier cosa puede ocurrir el próximo primero de julio. Es de todos conocido, que el botín electoral que representan los jóvenes será el fiel de la balanza en esta elección, se dice que los jóvenes mexicanos son irresponsables y que a la hora de votar olvidan sus obligaciones cívicas, pero cualquiera que sea el resultado, éste vendrá emanado de la voluntad popular y debe ser respetado y apoyado por todas las fuerzas políticas si se pretende que este país avance hacia buen puerto.

México requiere un mayor grado de madurez política de todos sus actores en la conducción de sus instituciones, principalmente de las fuerzas opositoras que no resulten favorecidas con el resultado, mismas que desde mi punto de vista deben de ser incluidas en responsabilidades de gobierno, ya que los gobiernos de minorías como vimos en este sexenio difícilmente se pueden poner de acuerdo. Algo muy audaz que me hubiese gustado escuchar de alguno de los candidatos es que en caso de ser electo Presidente o Presidenta invite a sus contrincantes políticos a formar parte de su gabinete, pues queda ampliamente demostrado que todos los aspirantes presidenciales son movidos en el fondo por un profundo amor a la Patria, y ese espíritu debe ser aprovechado en trabajo en favor de los mexicanos.

México requiere de un líder que incluya a los jóvenes en su plataforma de gobierno como la prioridad para sacar al país adelante, sobre esos jóvenes debe descansar la pirámide ocupacional, ya que los jóvenes son esa fuerza motora que más desea un cambio. Otras naciones como Grecia y Francia, encuentras los mejores caminos para salir de sus crisis mediante la conformación de gobiernos de coalición que perfeccionan las frágiles democracias, esperemos que México decida tomar ese camino y pasadas las elecciones nos unamos si queremos sacar a México adelante, ya que la estabilidad como país se encuentra amenazado por intereses muchas veces mezquinos que nos tienen a todos en ascuas, esperando que ya concluyan las campañas y que un capítulo más de la vida nacional se escriba de manera pacífica.

*El autor es Internacionalista egresado de la UDLA-Puebla.