Mejorará Life seguridad en la zona

En abril entregarán a los residentes del edificio Life. Fotografía: Hugo Fernández Sánchez

Por Luis Fernando Vázquez Bayod y Hugo Fernández Sánchez

Tijuana.- Finalizada la conferencia de prensa que ofreció Grupo Cosmopolitan en el “sky room” del recientemente inaugurado edificio Distrito Revolución, ubicado sobre la legendaria avenida, David Saúl Guakil admiraba el moderno espacio de descanso.

“No lo había visto, qué bonito quedó”, comentó el presidente de Grupo Cosmopolitan a otras personas de su empresa.

Desarrollo vertical de uso residencial construido en una zona que se encontraba en decadencia, Distrito Revolución es un claro ejemplo de la visión de Guakil. “Todos los proyectos que ha construido Cosmopolitan Group”, dijo poco antes ante los medios, “le hemos dado valor y seguridad a las zonas”.

Los amplios ventanales del “sky room” mostraban la panorámica de la ciudad. A lo lejos se alcanzaba a distinguir otra edificación de Grupo Cosmopolitan, Life, la razón de la convocatoria a los medios de comunicación.

Ubicado en un predio cercano al centro escolar Agua Caliente, Life ha sido motivo de manifestaciones y ataques encabezados por el director de la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, José Cruz Holguín Ruiz.

Life es un edificio residencial con 11 niveles de vivienda, un penthouse, una planta baja que incluirá una cafetería, así como dos sótanos que servirán de estacionamiento. Albergará en total 45 departamentos, de una y dos recámaras, que comenzarían a entregarse a partir del próximo abril.

En una reunión con Infobaja, Isaac Saúl Flores y Gustavo Gualajara, director y gerente de proyectos de Grupo Cosmopolitan, respectivamente, explicaron que en el predio en el que se construye Life, junto a la rampa de acceso al centro escolar Agua Caliente, se encontraban las ruinas de los que fueron unas bodegas y el Hotel Colonial, espacios que ya en abandono eran utilizados como lugares para consumo de drogas.

Representaban no sólo focos de infección, sino que un problema de inseguridad para los alumnos y gente que transitaba por la zona, particularmente al caer la noche.

De ahí surgió el nombre del edificio, “vida”, pues se transformaría este espacio muerto en un lugar renovado y vibrante. Como parte del proyecto, Grupo Cosmopolitan se comprometió a realizar una serie de arreglos a la calle Agua Caliente, la rampa que conecta el bulevar Salinas con el centro escolar.

“Es parte también del compromiso de Cosmopolitan, no nomás es construir dentro del predio, sino en esta parte darle vida, por eso el proyecto se llama Life”, dijo el arquitecto Gualajara, quien es también el responsable del proyecto.

“Lo que se está haciendo en el acceso es dignificar el ingreso. Conocemos la problemática, porque en particular, yo estudié seis años en ese centro escolar”, dijo. “Conocemos la integración que se requiere para complementar a la gente que va a descargar o que va a dejar al estudiante, y los que van a recogerlos”.

Ya comenzaron con una nueva banqueta en la parte inmediata al bulevar y en el lado contiguo al edificio. “Esto lo estamos construyendo nosotros”, dijo Isaac Saúl Flores, quien indicó que la nueva banqueta contará con acceso para personas con discapacidad motriz. “Vamos a poner banquitas, plantas, árboles, la banqueta, que estaba toda a desniveles”.

Añadió Gualajara: “Toda la señalización: señalización de ascenso y descenso, señalización de velocidad, de estudiantes o de cruce peatonal; rampas, tanto para que el agua pluvial no se ingrese hacia la rampa”.

Gustavo Gualajara e Isaac Saúl Flores, de Grupo Cosmopolitan. Fotografía: Hugo Fernández Sánchez

La rampa

La calle Agua Caliente, rampa de acceso al centro escolar Agua Caliente, ha sido el foco de los reclamos, por parte del grupo encabezado por el director Holguín.

Life contará con dos accesos de estacionamiento y uno de ellos contempla la circulación de algunos vehículos en los primeros metros de la rampa.

Varios años atrás, se limitó el acceso vehicular por esta vialidad (entran por ahí algunos vehículos de servicio y de maestros, entre otros, dijo David Saúl Guakil) y los estudiantes la usan como una extensión peatonal, en parte tal vez por la condición de las banquetas.

Holguín insiste en que esta calle debe continuar, como ha sido desde hace más de diez años, para uso peatonal, pues señala que el acceso de los vehículos pondría en riesgo la seguridad de los estudiantes.

Isaac Saúl Flores explicó que, contrario a lo que se dice, la calle Agua Caliente es una vía pública y no es zona federal perteneciente al complejo escolar. Es por ello que, al presentar este acceso a Life por la rampa, el Gobierno Municipal no encontró nada fuera de regla para no otorgarles el permiso de construcción.

“Esto es vía pública”, señaló el director de Grupo Cosmopolitan. “Los niños pasan por las calles caminando, lo usan como una calle peatonal cuando no es. Es una costumbre, pero una costumbre no se convierte en ley, es una costumbre que así lo han hecho toda la vida, pero no es correcto”.

Saúl Flores mostró una serie de documentos, incluyendo el Acta de Deslinde, de la Dirección de Catastro; la Licencia de Construcción; el Dictamen de Uso de Suelo; el Estudio de Impacto vial; el Estudio de impacto urbano; la Anuencia de Impacto ambiental; la Opinión Técnica de Integración, así como la Licencia de Ocupación temporal de Vía Pública, para la construcción.

“Tenemos todo en orden”, indicó y añadió que en el caso de la rampa, serían unos pocos vehículos los que ingresarían por esta entrada y, al ser un edificio residencial, la mayoría regresarían hasta la tarde, después de salir de trabajar.

Gustavo Gualajara explicó además que únicamente se utilizaría una parte mínima de la rampa. “La distancia total de lo que es la rampa son 350 metros lineales. El espacio que (de) la rampa (se) va a utilizar para lo que sería el edificio son 50 (metros)”.

El arquitecto y el director de Grupo Cosmopolitan explicaron que, además de las nuevas banquetas y señalización, la presencia del edificio brindará una mayor seguridad al área. Habrá iluminación que llegará hasta la rampa durante la noche, además de que Life contará con personal y cámaras de vigilancia.

«Lo que sea modificable, lo voy a modificar», dijo David Saúl Guakil, presidente de Grupo Cosmopolitan. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Dispuesto a modificar

Desde antes de que comenzara la construcción de Life, Grupo Cosmopolitan tuvo algunas reuniones con los directivos de las escuelas del centro escolar Agua Caliente. Pero ha habido una diferencia de opinión sobre si la rampa es o no parte de la zona federal del complejo educativo.

“No es una zona federal, la zona federal inicia donde inician las escuelas. La zona del bulevar Agua Caliente es propiedad privada. La prueba es que en el Registro Público de la Propiedad todos esos terrenos aparecen como propiedad privada”, dijo David Saúl Guakil. Así lo muestra también la Carta Urbana en el portal del Instituto Metropolitano de Planeación de Tijuana (Implan), donde aparece como calle pública.

“Si fueran propiedades federales el Ayuntamiento nunca nos hubiera dado los permisos, ni nunca los urbanistas hubieran dado su consentimiento de la autorización de la Constancia vial”, explicó.

Aun así, están dispuestos a encontrar la mejor solución posible a estas diferencias. “Conflictos como estos, creo que no son buenos para nadie, ni para Tijuana”, dijo el Presidente de Grupo Cosmopolitan.

“Estamos en negociaciones, entramos apenas a platicar con ellos (directivos de las escuelas), no se les ha presentado ninguna propuesta y quedamos de vernos juntos para darle un recorrido a la obra, un ingeniero de ellos y un ingeniero de nosotros, ver qué es modificable y qué no es modificable. Lo que sea modificable, lo voy a modificar, lo que cueste modificarlo”, dijo Guakil.

Dicha reunión se llevó a cabo al día siguiente de la conferencia, con la presencia de autoridades federales. Guakil indicó que, pese a que la rampa no es zona federal y cuentan con todos sus permisos en regla, de encontrarse una opción que les permita desviar el ingreso de vehículos por la rampa, la aceptarían.