Mejoran entorno de 300 estudiantes

TIJUANA.- Alrededor de mil 300 estudiantes de la Escuela Primera “General Nicolás Bravo”, se verán beneficiados con las obras de remodelación que cerca de 80 trabajadores de la empresa Medtronic, fabricante de productos médicos, realizaron como parte del programa social “Ayuda a la Comunidad”.

Michelle Huerta De Anda, coordinadora del programa, mencionó que estas acciones que se realizaron el pasado 15 de junio, formaron parte del movimiento que a nivel mundial realiza el corporativo, en el que las 37 plantas que hay en diferentes países, desarrollaron 145 proyectos con actividades sociales.

Explicó que se trata del “Proyecto 6”, que se deriva del sexto párrafo de la misión de la firma, que estipula que el sexto mes del año todo el corporativo tiene que realizar un trabajo a favor de la comunidad.

En el caso de Tijuana, destacó que personal de todas las áreas de la empresa acudieron a la primaria “Nicolas Bravo”, ubicado en la zona del Mariano Matamoros de la delegación de La Presa, para construir una banqueta de acceso al inmueble.

Asimismo, abundó que los participantes también pintaron diversas bardas y las gradas de la Plaza Cívica y la cancha del escuela con el fin de crear un entorno más favorable para los mil 300 alumnos que cursan sus clases en el nivel básico diariamente.

“Para Medtronic es una gran satisfacción apoyar a la comunidad que más lo necesita, por ello los alumnos de esta institución educativa podrán aprender sus lecciones de una manera más armoniosa”, expresó Huerta De Anda.

Recordó que no es la primera vez que apoyan a esta escuela, pues hace algunos meses le donaron un total de 23 equipos de cómputo con el objetivo de impulsar la educación tecnológica, en tanto que cada año también realizan aportaciones al Hospital Infantil de la Californias y a otros organismos civiles.

Por su parte, el profesor Rodrigo Venegas Ramírez, Director de la escuela “General Nicolás Bravo”, turno vespertino, agradeció el esfuerzo de los colaboradores de Medtronic, ya que “somos una institución de bajos recursos que tenemos muchas carencias para el trabajo diario”.

Agregó que los estudiantes corrían mucho peligro para ingresar a la escuela, ya que al no contar con baquetas, en tiempo de lluvia se registraban muchos accidentes, de ahí la importancia de la ayuda esta empresa, por lo que ahora nos toca cuidar bien estas obras.