Medio país en naranja; BC sigue con semáforo rojo

Esta semana, 16 entidades se encuentran en naranja, 16 en rojo. Fotografía: Tomada de la transmisión

Redacción/Infoibaja

Ciudad de México.- Bajo un nuevo esquema de semaforización de riesgo, con algunos cambios a sugerencia de los gobernadores de las entidades federativas, se anunció que a partir de este lunes 15 de junio, 16 estados estarán en rojo –incluyendo Baja California- y 16 en anaranjado.

Atrás quedó la anterior metodología, con cuatro indicadores que se calificaban bajo cuatro colores de riesgo y que, siguiendo un criterio de máxima protección, se tomaba el máximo color de riesgo (rojo, naranja, amarillo y verde) para determinar la calificación del estado.

Ahora se maneja un sistema que contempla subregiones dentro de las entidades, a la vez que los cuatro indicadores no tienen el mismo peso ante la decisión final.

“A propuesta de los gobernadores, consideramos retirar este criterio”, dijo Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, durante el informe federal vespertino.

“Para el semáforo que hoy anunciamos y que empezará a tener acción el próximo lunes 15 de junio (consideramos) agregar otro elemento que también fue conversado con los gobernadores, que es el equilibrio de qué significado tiene, o qué peso tiene cada indicador”, señaló.
De esta forma, ahora el porcentaje de ocupación hospitalaria en el estado representa un 50 por ciento del indicador general; a la vez, la tendencia de síndrome Covid-19 y la tendencia de hospitalizados serán cada uno 20 por ciento del total; el último 10 por ciento es la positivad de Covid-19.

Los cuatro indicadores reciben una puntuación, en la que el rojo califica entre 2.6 y 4.0, el anaranjado entre 1.6 y 2.5, el amarillo entre 1.1 y 1.5, con el verde 1.0. El razonamiento es que, dando mayor peso a un indicador en rojo, se mantiene el principio de “máxima protección”.

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, presentó los resultados de los estados, con 16 estados, incluyendo Baja California Sur, Chihuahua, Nuevo León y Yucatán, en color naranja.

Baja California fue uno de los 16 estados que permaneció en rojo. Sus indicadores mostraron naranja para el porcentaje de ocupación hospitalaria (62%); amarillo en tendencia de casos hospitalizados, al igual que en tendencia de casos Covid-19; y rojo en porcentaje de casos positivos (58%). El total de puntos para el semáforo fue de 2.70, por lo que quedó 0.20 por encima del anaranjado.

No obstante, ante el mapa de todo el país, Cortés Alcalá auguró que Baja California podría pasar en breve a naranja.

“Baja California, por ejemplo, está en nivel rojo pero con una tendencia descendente, en descenso moderado. Eso quiere decir que existe una probabilidad de que en un futuro cercano, probablemente la siguiente semana, Baja California esté transitando a un color naranja”, explicó el funcionario federal.

Subregionalización

López-Gatell abundó en torno a la subregionalización para las entidades, pues los gobernadores apuntaron que “al interior de los estados también existe esta diversidad geográfica”.

Sería inapropiado, explicó, suponer que el gobierno federal conoce más esta diversidad en cada entidad que las autoridades estatales.

“Los gobiernos estatales tienen un reconocimiento más amplio -y yo diría elaborado- de sus realidades, no solamente en el campo de la salud, sino también en el campo económico, el campo social y las necesidades de los estados las pueden reconocer mejor las autoridades estatales”, señaló.

En base a eso, los gobiernos estatales pueden determinar como autoridad sanitaria local si en una de estas subregiones se pueden hacer otro tipo de actividades.

En Baja California, por ejemplo, los municipios costeros llevan una tendencia distinta de porcentaje de positividad de coronavirus a la que se ve en Mexicali, que continúa con una cantidad alta de casos activos de Covid-19.