Medidas concretas para hacer frente a los efectos económicos del Covid-19

Por Roberto Rosas Jiménez

Ante la insuficiente inyección de liquidez por parte del Gobierno Federal para dar respuesta al coronavirus Covid-19 -que va a desacelerar aún más la economía mundial y mexicana-, la administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador debe otorgar mayores estímulos fiscales para aminorar y contener el impacto negativo que pueda ocasionar la emergencia sanitaria a las finanzas nacionales.

La principal preocupación por el Covid-19 para Coparmex, es aminorar el impacto en las empresas en temas de liquidez, ya que por la expansión del coronavirus, caerá la actividad económica, y las Pymes empezarán a enfrentar un problema de liquidez en su flujo de caja.

Todas las naciones se encuentran analizando estados de alarma, restricciones a la movilidad, limitar determinados ámbitos de actividad económica, además de que habrá respuestas de los bancos centrales y de las instituciones que tienen que empezar a articular medidas de apoyo y de soporte de la actividad económica.

Por supuesto que México no debe estar exento a dichas medidas, ante las que la fortaleza económica del país será puesta a prueba, y la ventaja competitiva estará en quienes tomaron medidas serias para aliviar y salir más rápidamente de esta contingencia de sanitaria y financiera, en la que es prioritario cuidar la salud y vida de las personas, pero también de las empresas.

No obstante de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público declaró estar analizando incentivos económicos, resultan positivas, pero claramente insuficientes, las medidas de mitigación tomadas por el Gobierno Federal, consistentes en:

1) Activar líneas de crédito para el sector productivo.

2) Trabajar con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en criterios contables para mantener líneas de crédito.

3) Liquidar rápidamente adeudos con proveedores gubernamentales.

Desde Coparmex, y con fundamento en las atribuciones que la ley le concede al Poder Ejecutivo Federal en caso de epidemias (condonar o eximir, total o parcialmente, el pago de contribuciones y sus accesorios, autorizar su pago a plazo, diferido o en parcialidades, cuando se haya afectado o trate de impedir que se afecte la situación de algún lugar o región del país, una rama de actividad, la producción o venta de productos, o la realización de una actividad), hacemos una serie de propuestas adicionales que podrían evitar la pérdida de empleos y activar nuestra economía:

  1. Acelerar los procesos de devolución de impuestos, en particular del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  2. Suspensión temporal de Pagos Provisionales de Impuesto sobre la Renta (propio y retenido por sueldos), particularmente en el sector aéreo, turismo, logística y transporte.
  3. Suspensión temporal de Actos de Fiscalización.
  4. Establecimiento Urgente de Estímulos Fiscales Temporales al empleo e inversión.
  5. Suspensión temporal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel.
  6. Mejorar la Disponibilidad de la Financiación y Acceso a Créditos por parte de instituciones como Nacional Financiera (Nafinsa) o el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

Estamos convencidos de que los países que tomen primero decisiones eficaces, pertinentes y razonables para proteger su economía y a sus empresas, serán los primeros en salir de la crisis de salud a la que nos enfrenta el coronavirus.

Todos estamos llamados a hacer los sacrificios necesarios, por más difícil que resulte.

Todas las empresas que conformamos Coparmex, estaremos a la altura del reto que esto representa, y apoyaremos a México a salir de esta emergencia de salud pública.