Matar a lo loco

Por El Recomendador

Para quienes gustan de ver mucha sangre y muchos muertos sin que a final de cuentas se sepa muy bien por qué tanto brinco estando el suelo tan parejo, he aquí dos ejemplitos:

1.- La toma del Poder, filme de los Países Bajos que un buen crítico caracteriza muy bien así: “Un thriller agradable siempre que no te fijes demasiado. Puede ser una divertida noche de cine, si lo único que quieres es desconectar tu cerebro y dejar que descanse”.

Mel Bandison, una hacker justiciera, consigue evitar un intento de pirateo de un autobús eléctrico. Aunque, accidentalmente, esa buena acción acaba provocando el cierre de toda una red criminal internacional.

Junto a Thomas Deen, su cita de la noche de anoche, tendrá que huir de estos delincuentes, pero también de la policía.

No falta la ironía negra en las críticas, por ejemplo: “La toma de poder está destinada para todos aquellos que disfruten con las películas de acción en las que los protagonistas huyen para salvarse, mientras tienen que demostrar su inocencia. Una lucha contra el poder de control de las grandes multinacionales corruptas que nos enseña que no son invencibles, que tienen su ‘tacón’ de Aquiles (sic)”.

2.- Me llamo Venganza(il mio nome e vendetta), ante la opinión del crítico que le recomienda que “Cuando unos viejos enemigos matan a su familia, un antiguo sicario de la mafia huye a Milán con su intrépida hija para esconderse mientras planean su venganza”. Usted puede reaccionar diciendo: —No, no, no, yo quierO ver muchos muertos a mano y con pistola, ya no importa por qué ni para qué, lo que yo quiero es ver morirse a mucha gente aunque ya nadie sepa por qué.

Hay mucho público que está queriendo verla ¿por qué criticar sus gustos?