Mata a su madre por insultar a su amada

TIJUANA.- La Subprocuraduría Contra Delincuencia Organizada a través de la Unidad Orgánica de Homicidios Dolosos consignó al joven identificado como Juan Alejandro Fuentes García, de 19 años de edad, como el presunto responsable del homicidio registrado en agravio de su madre, identificada como María Guadalupe García Ezpitia, de 54 años de edad.

El cuerpo de la víctima fue encontrado sin vida el pasado 6 de mayo del 2012, en la vivienda marcada con el número 243 de la calle Galileo de la colonia Postal en la delegación Mesa de Otay.

Derivado de las investigaciones de la Policia Ministerial, que incluye la declaración del hoy indiciado, su madre -la hoy occisa- fue siempre muy posesiva y estricta con él y esto le generaba mucho coraje.

En su declaración el probable responsable dijo que el 3 de mayo, él y su novia iban caminado tomados de la mano cuando se toparon con la hoy occisa, la cual luego de verlos comenzó a insultar a la novia del indiciado.

La novia de Juan Alejandro, le preguntó a la ofendida el por qué de sus reclamos, entonces la hoy occisa se enojó y comenzó a decirle palabras altisonantes, por lo que la novia del hoy indiciado se fue llorando a su casa y Juan corrió a la suya.

Al llegar, Juan se encerró en el cuarto de su mamá, apagó las luces y se escondió a un lado de un escritorio.

Minutos después llegó su madre sumamente enojada, entró al cuarto y prendió la luz.

De acuerdo al probable responsable su mamá llevaba un cuchillo en la mano, con el cual dice él que trató de lesionarlo; por lo que se levantó y empezó a caminar hacia un librero en el que estaba una llave Stillson, la cual su mamá utilizaba para abrir la válvula del tanque de gas.

Juan tomó la llave y la aventó hacia su madre, logrando pegarle a la altura de la nuca, por lo que la víctima cayó al piso, pero en menos de un minuto se recuperó y empezó a levantarse.

Al ver esto Juan se acercó y le propinó varios golpes más en la cabeza, por lo que su madre cayó de nuevo al piso desmayada, y le empezó a salir sangre de la cabeza.

De acuerdo a la declaración ministerial del hoy indiciado, en ese momento salió asustado del cuarto y como a hablarle por teléfono a su novia, quien llegó de inmediato a la casa para recomendarle a Juan que le hablara a la ambulancia o a la policía, pero decidieron no hacerlo, y al cabo de media hora, escucharon ruidos provenientes del cuarto de la víctima.

En ese momento y en al menos tres ocasiones más, el indiciado y su novia golpearon a la mujer con la llave Stillson, hasta privarla de la vida.

Luego la envolvieron con la colcha de la cama y después, con un pedazo de lazo, le amarraron los pies, la cintura y el cuello.

Y la metieron en bolsas de plástico negras, y le pusieron encima ropa para que no fuera tan notorio.

Después Juan se quedó en su casa y su novia se fue a la suya. Juan pensó en conseguir un carro para tirar el cadáver.

Sin embargo, no consiguió el auto, por lo que se quedó a dormir en la sala, con el cadáver de su madre que se encontraba en la habitación.

Ese mismo día, por la noche, Juan y su novia planearon darse a la fuga y se dirigieron a la Central Camionera donde compraron boletos de autobús para Guadalajara, Jalisco, saliendo a las 23:00 horas.

Una vez que se tuvo conocimiento del homicidio la Policía Ministerial acudió el domicilio en donde localizaron el cadáver de la mujer, y al realizar las investigaciones se pudo establecer la participación de Juan y su novia en el crimen, por lo que se trabajó para lograr su localización.

De las pesquisas se logró conocer el paradero de Juan por lo que haciendo uso del Convenio de Colaboración llevado a cabo por esta fiscalía agentes ministeriales se trasladaron a Jalisco para trasladarlo a Tijuana, en donde el Juzgado Décimo de lo Penal obsequió una orden de aprehensión en su contra como presunto responsable del delito de homicidio calificado agravado en razón de parentesco.

Juan Alejandro Fuentes García fue internado en el Centro de Readaptación Social de La Mesa en Tijuana y puesto a disposición del Juzgado que lo requería.

Asimismo, se continúa con la búsqueda de la novia de Juan Alejandro, de quien se sabe es una joven menor de edad.