Más Deadpoolero que antes

Ryan Reynolds, como Wade "Deadpool" Wilson. Foto: 20th Century Fox

Por Chema Castro III

¿Qué puedo decir? Creo que lo esencial de Deadpool 2 es que, dentro de lo que es, es mejor que la primera con mayores detalles de fidelidad con los cómics y su sentido de humor intacto, aunque sí haya algunas sorpresas.

Wade “Deadpool” Wilson (Ryan Reynolds) está de vuelta con lo que podemos llamar la mejor personificación de una novela gráfica a la pantalla grande (ya sé, pero Hugh Jackman queda en segundo lugar debido a que está muy alto).

¿Qué se dice oficialmente de la película?

“¡El mercenario bocazas de Marvel está de regreso! Más grande, mucho mejor y, en ocasiones, con menos calzones que nunca. Cuando un súper soldado llega para llevar a cabo una misión asesina, Deadpool se ve obligado a pensar en la amistad, la familia y lo que significa en realidad ser un héroe –todo-, mientras patea 50 sombras de traseros. Porque, de vez en cuando, para hacer lo correcto necesitas pelear sucio”.

Eso es lo que dice la página oficial y, en parte, es algo cierto, solamente que queda muy corto en describir todo lo que vemos en la pantalla cortesía del director David Letch (John Wick) y los guionistas Rhett Reese, Paul Wernivk y el mismo Reynolds.

El amor al personaje, y todo lo que ello conlleva, se deja ver desde la escena inaugural: una leve conversación con el mercenario que nos lleva a los créditos y a un escena futura, y desde ahí debemos saber que tenemos que poner atención al paquete completo, no solamente aquello en primer plano, porque Deadpool está retacado de información, tanto visual como audio.

Un bombardeo total, y muy divertido.

Para proteger al joven Russell Collins (Julian Dennison), Deadpool crea a X-Force con Domino (Zazie Beetz), Bedlam (Terry Crews), Shatterstar (Lewis Tan), Zeitgeist (Bill Skarsgård), The Vanisher (spoiler alert) y Peter W. (Rob Delaney), quienes hacen lo mejor posible en contra de Nathan “Cable” Summers (Josh Brolin), y la mala suerte.

La historia es básica pero lo que completa los huecos es el desastre irreverente del sentido del humor de la película, posiblemente la más graciosa desde la versión original y, claro, debes estar actualizado en tu conocimiento de cultura popular para captar la mayoría de los chistes, algo que no es sencillo.

De hecho, ese sentido del humor también inspira a quien tuvo a su cargo los subtítulos en español ya que, en ocasiones, los chistes en las “letritas” están mejores que los originales en inglés y decir que es humor negro es tener baja la mano.

Luego está la musicalización ecléctica, por decirlo de alguna forma, al combinar detalles de filmes musicales, obras de Broadway, dubstep, rap, supuestos coros latinos, y hasta un poco de country, cada uno con importancia en la escena que es empleado.

Cabe mencionar que es muy diferente el tono del filme a, por ejemplo, Avengers Infinity War, pero eso no le resta calidad ni diversión, simplemente es diferente.

Aparte, Domino domina varias de las escenas donde sale, realmente es un personaje divertido que encaja muy bien en el mundo de Deadpool para proteger a “Fire Fist” y un futuro incierto de destrucción, donde hasta la mitad puede desvanecer.

Algo que es importante considerar es que si no fuiste fan del humor, y la excelente violencia del primer capítulo es muy probable que esta segunda parte tampoco sea de tu parecer, pero, en cambio, si Deadpool estuvo entre tus favoritas del 2016, definitivamente no debes perderte la 2 este viernes 18 de mayo en los cines de Tijuana porque vale mucho la pena.

 

Deadpool 2

  • Reparto: Ryan Reynolds, Josh Brolin, Morena Baccarin, Brianna Hildebrand, Julian Dennison, Karan Soni, Stefan Kapicic, Zazie Beetz, Leslie Uggams, T.J. Miller, Terry Crews, Bill Skarsgård, Lewis Tan, Rob Delaney, Eddie Marsan
  • Director: David Letch
  • Guion: Rhett Reese, Paul Wernick, Ryan Reynolds
  • Duración: 1:59 hrs.
  • Género: Acción, Comedia
  • Calificación: **** (de cinco)