¿Maravilloso guion o maravillosa dirección?

Por El Recomendador

No, obviamente no es lo mismo. Una película puede tener un maravilloso director que filme digamos florituras escénicas y retratos personales que nos sorprendan y maravillen, pero si no está respaldado en un buen guion la película del buen director, en realidad, fracasa. Espero ejemplificar esto a los lectores que accedan a comparar este par de obras de estreno en estos días navideños de descanso:

1.- Los renglones torcidos de Dios. Película española basada en la novela del mismo nombre del escritor español Torcuato Luca de Tena (1923-1999), laureado y reconocido literato miembro de la Academia Española que en 1979 escribió esta exitosa novela sobre la locura: una detective privada que dice tener paranoia e ingresa a un hospital siquiátrico para investigar la muerte misterios de otro paciente.

Sin embargo, la realidad a la que se enfrentará en su encierro superará sus expectativas y pondrá en duda su propia cordura. Un mundo desconocido y apasionante se mostrará ante sus ojos. Adaptación de la novela homónima de Torcuato Luca de Tena.

Ésta muy elaborada e intrigante novela ha sido objeto de varias películas. De su novela dice el escritor: “Los renglones torcidos de Dios son, en verdad, muy torcidos. Unos hombres y unas mujeres ejemplares, tenaces y hasta heroicos, pretenden enderezarlos. A veces lo consiguen. La profunda admiración que me produjo su labor durante mi estadía voluntaria en un hospital psiquiátrico acreció la gratitud y el respeto que siempre experimenté por la clase médica. De aquí que dedique estas páginas a los médicos, a los enfermeros y enfermeras, a los vigilantes, cuidadores y demás profesionales que emplean sus vidas en el noble y esforzado servicio de los más desventurados errores de la Naturaleza”.

La película está bien dirigida por Oriol Paulo y bien actuada por Bárbara Lennie, Eduard Fernández, Loreto Mauleon, Pablo Derqui. para muchos críticos que odian a Oriol y se dicen lectores de la novela, la adaptación está llena de defectos, mientras otros críticos como Javier Ocaña de El País, afirman que la película tiene buenas interpretaciones, una meritoria elección de actores y un estupendo entretenimiento y que es fiel a libro y que no tiene ínfulas sociales ni psicológicas, que es más policial que la novela pero igual de irresistible.

2.- Pinocho de Guillermo del Toro, película norteamericana que es una versión musical en animación “stop motion” del famoso cuento de ‘Pinocho’, ambientada en la Italia fascista, durante la década de 1930.

Guillermo del Toro y Mark Gustafson dirigen esta película, que en la versión original cuenta con un reparto estelar de voces: Ewan McGregor (Pepito Grillo), David Bradley (Geppetto) y el debutante Gregory Mann (Pinocho). La crítica internacional no oculta que el guion es arbitrario y está plagado de excentricidades del laureado director.

Por ejemplo, Javier Ocaña de El País nos habla de un Pinocho animado en el fascismo y con canciones feas. Y que la película deambula entre el drama, la fantasía y algún toque de comedia negra y extrañas decisiones en su diseño de personajes. Para este recomendador: excentricidad de los talentosos directores que carecieron de un verdadero guion.