Mamá narcisista

Por Maru Lozano Carbonell

Narciso es una figura de la mitología griega, quien era tan hermoso que se enamoró de su propia imagen reflejada en un estanque de agua.Entonces estamos ante alguien que tiene un amor desorbitado por uno mismo. 

A muchos se nos ha educado a obedecer y adorar a la madre. Pero ¿si es narcisista? Es que existen mamás que impactan negativamente en el desarrollo emocional del hijo.

Sinceramente, no todas las mamás son perfectas y una mamá narcisista se vincula de una manera errónea con los hijos creándoles muchísimos traumas. Una madre así es muy controladora, llega un punto que asfixia con su “sobreprotección”, te va a poner localizador gps, igual a tu carro y en tu mochila.

Una mamá así no se puede dar cuenta de tus necesidades y tus deseos. Te va a educar dosificándote todo para que la necesites siempre. Lo que leerás dolerá pero que sepas que una mamá narcisista o cualquier persona narcisista no es empática y lo que necesitan es que tú le hagas saber lo mucho que la admiras. 

Hay mamás tóxicas que te retienen para vivir a través de ti sus planes, sus sueños y todo aquello que nunca han logrado. Y ¿qué harán? Empezarán a robarte tu voluntad, tus propósitos, tus decisiones. Podrías ser, según tu personalidad, el hijo descalificado, débil, aplastado por este tipo de mamás o bien el hijo que repunta pero haciendo, estudiando y trabajando todo lo que la mamá no pudo alcanzar.

Si como hijo sientes que hay algo raro pero no te animas o no sabes argumentar frente a tu mamá, empieza por pensar que por años estuviste educado bajo su autoridad; así que calma, paciencia. Busca ayuda con un psicoterapeuta si sientes que es imposible avanzar, es que en ocasiones es la única manera de borrar y quitar sensibilidad a todos aquellos mensajes que tu mamá te impuso. Podrás recuperar tu “yo de verdad”.

Opta por establecer límites claros, define y mantén barreras sanas en la relación con ella. Los narcisistas siempre culpan a los demás, cada día quítate la culpa impuesta. El trastorno de la personalidad narcisista es una enfermedad de salud mental, es ella la enferma, no tú. Busca ayuda profesional porque no es posible entrar en razón con los narcisistas, eso te lo firmo.

Hoy por hoy debes estar experimentando las secuelas de vivir sin validación y con el vacío afectivo que te hace andar por todos lados con un hueco en el alma. La confusión que debes sentir es grande porque a ratitos te habla bonito y a ratotes te apergolla.

El alimento de los narcisistas es tu atención y tu dolor y aunque quisieras entablar un diálogo, lamentablemente no cambiará, padece un trastorno, recuerda eso.

Mereces una vida mejor, encuentra a esa persona tan valiosa que eres, tienes derecho a ser absolutamente feliz. ¡No te detengas hasta lograrlo! No eres quien te han hecho creer, eres una persona maravillosa.

Si tienes una relación muy difícil con tu mamá, ponla en tu círculo secundario en donde la tengas suficientemente cerca para darle tu cariño, pero suficientemente lejos para no compartir con ella lo que no puedes o no quieres. De repente, el avión puede funcionar. Mamá es lo máximo, pero si te tocó una narcisista, aprende a vivir como un buen hijo que toma sus propias responsabilidades a partir de las necesidades propias.