Mala estrategia del “Canelo”

Por Dante Lazcano

Para muchos la derrota, y rica sacudida, que le propinaron al “Canelo” Álvarez fue motivo de júbilo, principalmente en terreno mexicano.

Cierto que el peleador arriesgó al pelear en una categoría muy superior a sus naturales 160 libras, lo hizo en 175, seguramente por lo mismo es que se vio muy lento, falto de herramientas y recursos como para haber superado a su rival en turno.

El jalisciense había superado a 18 campeones del mundo, a su gran mayoría cuando ya iban de salida y por lo mismo es que es severamente cuestionada su carrera.

En el caso de Bivol la pelea resultó tan complicada que muchos olvidaron, y quizá el mexicano también, que el ruso sumaba 5 años como monarca y si algo sabe hacer a la perfección es utilizar de manera demoledora la mano izquierda en forma de jab al grado de que por esa vía el ruso se llevó una sorprendente victoria.

Acorde a CompuBox, Bivol dominó a tal grado que aterrizó el 36% de sus golpes de poder, mientras que el Canelo, pese a que esa ha sido su estrategia de golpear muy fuerte, sólo conectó 84 golpes de poder en 12 episodios, la cantidad más baja en su carrera; incluso ante Mayweather, Álvarez conectó 117 golpes.

Por lo anterior yo no estuve de acuerdo en que el ruso ganara la pelea 7-5 cuando en realidad fue una pelea mucho más dominada, pero bueno, los jueces vieron otra pelea y quizá le echaron la mano al mexicano.

Hasta aquí digamos que no hay problema porque de eso se trata el boxeo, es un deporte de apreciación, pero lo que sí es un problema es que en semanas consecutivas la misma esquina del Canelo no supo, no pudo o no quiso hacer algún ajuste de echar mano de un plan “B” ya que estaba siendo superado; la otra fue cuando cayó Óscar Valdez por lo que esos resultados deberán analizarlos a conciencia pues pueden ser la señal del principio del fin.

Pero si algo le tengo que reconocer al boxeador jalisciense avecindado en San Diego, California, es que salió al quite y pese a todo el riesgo que significa exponerse en redes sociales dio la cara y en su cuenta oficial de Twitter simplemente reconoció que le ganaron, cosa que pudo haber sucedido antes o después y no hay de otra que pensar adelante.

Y ese futuro inmediato es que el mexicano activó la cláusula de ir por la revancha directa contra Bivol, seguramente en septiembre, pelea en la que, si la esquina entendió, la estrategia no sólo será la de intentar ablandar al europeo con golpes de poder sino hacerlo al estilo olímpico: pegar y salir, por la gran diferencia de estatura y porque el lado “B” será el “Canelo”.

Y para variar como dejó dudas de lo sucedido en el cuadrilátero, Álvarez saldrá con la obligación de no dejar lugar a dudas ya que insisto, desconozco la clase de pelea vieron los jueces pues no termino por creer que al mexicano lo vieron ganar 5 rounds y fue en los tres finales cuando se resolvió el pleito, pero en fin.

Mis dos centavos

Checo a un parpadeo de otro podio, digo, por si estaban preocupados.