Mahomes y Prescott

Por Dante Lazcano

¿Cuál es la diferencia entre Patrick Mahomes y Dak Prescott, estimado lector? Y que quede claro que no estamos hablando que uno juega para los Kansas City Chiefs y el otro para los Dallas Cowboys, o que el primero fue reclutado en primera ronda y el otro en cuarta con un año de diferencia.

Impresionantemente la diferencia entre ser y no ser es muy pequeña, pero al mismo tiempo abismal.

Haciendo una revisión a ejercicios estadísticos, que a veces son inútiles pero a falta de fútbol son una gran referencia, las palabras que Joe DeAlessandri, ahora entrenador de línea ofensiva con los Baltimore Ravens, me resonaron en el sentido que en todos los equipos hay jugadores de calidad, pero que sean súper dotados son cuatro o cinco.

El ejercicio que encontré mostró que los últimos 50 partidos titularizados por ambos personajes, Mahomes tiene marca de 36-14 mientras que Prescott 33-17.

Han lanzado 105 pases a la zona prometida y los han interceptado 39 y 38 veces respectivamente.

El rating de Mahomes es de 98.9 y 101.3 de Prescott y su porcentaje de efectividad en pases completos es de 66.8% para el actual monarca y 68.4% para el que juega en Texas.

Hasta el cansancio he repetido que la posición de pasador es la más difícil de encontrar y obviamente desarrollar en la liga y por lo mismo es el mejor pagado.

Pero con números como los anteriormente expuestos dejan claro que si el cuerpo de entrenadores no es capaz de desarrollar el talento que tienen en sus roster, como en Kansas City lo han hecho, es exactamente ahí donde se hará la diferencia, como DeAlessandri alguna vez nos explicó.

A ver si se le antoja

Después del contundente triunfo de David Benavidez sobre el ucraniano Oleksandr Gvozdyk con el que de paso mantuvo su foja invicta, lejos de subirme al tren de que una pelea con el Canelo me gustaría ver, al final ese pleito se está convirtiendo en necesario.

Cierto que Benavidez se ha cansado de intentar calentar al mexicano para que esa pelea se haga, misma a la que Álvarez le ha dado la vuelta hábilmente.

La gente que maneja el negocio no creo que vayan a montar ese pleito, por lo mismo es que “Bandera Roja” optó por subir una división ya que en las 168 libras difícilmente peleará de nuevo y si lo hace las ventajas serán para el pelirrojo.

Y como esto es un negocio, la única manera que veo que la pelea se haga es que surja un árabe que esté dispuesto a pagar el millonario contrato de Álvarez, pues no creo que se quieran arriesgar a que vuelva a sucederle al mexicano lo vivido con Dmitry Bivol, aunque a éste le costó su carrera ya que ha sido mínima su actividad.

Mis dos centavos

¿Qué hubieran hecho ustedes?, dijo Enrique Peña Nieto, el único lord mexicano que ahora es frase socorrida en muchos ámbitos.