Lucir un cabello sano es una reflexión de un cuerpo sano que, alternadamente, es en gran parte un reflejo de una dieta equilibrada. Por lo tanto, el alimento que es sano para el cuerpo será bueno para el cabello, así de simple. A continuación le present

Yo estoy bien, tú estás bien, es la filosofía de algun@s polític@s. Ell@s y no el Estado ni los partidos políticos por ser inanimados, están obligad@s a legalizar la vida social aplicando y ejerciendo la fuerza de los poderes públicos para beneficio de tod@s.

L@s polític@s diseñan plataformas políticas, luego legislan y reglamentan políticas públicas para el bienestar de l@s ciudadan@s, sin embargo algun@s de ell@s ni las aplican, ni las respetan, ni las hacer respetar y, quizás lo peor, no las conocen. Por eso hay que imponerles una estructura curricular gubernamental que deben cursar y aprobar, para que puedan detentar los poderes públicos y empezar a desandar el camino del temido y negado Estado fallido. Así l@s ciudadan@s podremos exigir, ayudar y vigilar, tal cual lo hacemos con nuestros vástagos, que sus acciones sean y estén encaminadas a estudiar, terminar y aplicar las asignaturas públicas.

La primera asignatura es La Vida, que los poderes públicos deben proteger ante todo. La segunda es Educación para la Vida, que comprende múltiples apartados para alcanzar el bienestar y una felicidad relativa.

La tercera es la Salud física y mental para que podamos disfrutar los mejores momentos de la Vida. La cuarta es el Empleo para que tod@s podamos coadyuvar y contribuir al Estado de Bienestar general. La quinta es la Libertad y Derechos individuales y sociales, para ejercer responsable, consciente y plenamente nuestros Deberes y Obligaciones.

La séptima es Suficiencia Salarial para poder adquirir los mínimos de bienestar personal y familiar, acabar con el asistencialismo que algun@s polític@s practican al gobernar y respetar la libertad de sufragio. La octava es Vivienda Digna para asegurar un sano desarrollo familiar. La novena es Seguridad Pública para garantizar a la población su integridad física y patrimonial.

La décima es Orden y Justicia para dar a cada quien lo que merece y le pertenece. La décima primera es Democracia para fomentar la participación ciudadana en los asuntos públicos. La décima segunda es Gobernabilidad, mediante el ejercicio firme y enérgico de la autoridad, del poder rector del Estado y la Legalidad, para abatir la anarquía. La décima tercera es Ética y Moral para apuntalar la Legalidad y el cumplimiento de la protesta constitucional que los servidores públicos hacen al asumir sus cargos.

La décima cuarta es Nacionalismo y Patriotismo para fomentar la Unidad de l@s mexican@s. Y es que con la democracia, la alternancia y la transparencia transitamos de la hegemonía unipartidista a la hegemonía de los partidos: la Partidocracia. Los representantes de los partidos políticos pactan para transformar y modernizar al Estado mexicano, y mejorar las condiciones económicas y sociales de la población: el Estado de Bienestar.

Pero las acciones de algun@s polític@s enfilan hacia el Patrimonialismo y la Demagogia acrecentando y acentuando las diferencias existentes entre las contraprestaciones laborales de la burocracia, particularmente de la alta burocracia, y las de los trabajadores de los sectores de la economía mexicana. Dejo a mis selectos lectores determinar las siguientes que consideren pertinentes.