Los retos del 2022

Por Roberto Rosas Jiménez

Este 2021 ha sido un año de adaptación a todos los grandes cambios que nos trajo el 2020. Hemos visto situaciones que han implicado un gran reto para nuestra sociedad; sin embargo, si algo caracteriza a la gente de Tijuana, es la fortaleza para salir adelante aún en tiempos difíciles.

Sin duda, durante los últimos meses el desarrollo económico de nuestra ciudad ha ido retomando el curso que tenía hace unos años, aun así, existe un tema que continúa afectando la imagen de nuestra región: la inseguridad.

Existe mucho por hacer en este tema y la responsabilidad más fuerte, está en nuestro gobierno. Queremos dar nuestro voto de confianza a los gobiernos que recién inician, que trabajarán arduamente para que este próximo año veamos mejores resultados en el tema, logrando una reducción en la cantidad de hechos violentos que ocurren día con día. Esto no será una tarea fácil, pero estamos seguros de que, en conjunto, podremos lograr eso y mucho más.

Sí, el garantizar la seguridad pública de la región es la principal responsabilidad de nuestros gobernantes, sin embargo, la participación ciudadana es y seguirá siendo pieza clave para reconstruir un clima de paz, que fomente el desarrollo de más empresas y mejore las condiciones de vida para todos los bajacalifornianos.

Por otro lado, no podemos seguir permitiendo que exista una educación de baja calidad en nuestras escuelas, dejando de lado el civismo y la prevención del delito como temas importantes desde el nivel básico hasta el superior.

Tenemos que formar a nuestros jóvenes como ciudadanos con valores, que se den cuenta que debemos funcionar como una sociedad buscando el bien común y no sólo como individuos.

En otro sentido, también existen otros grandes temas pendientes como la mejora en materia de infraestructura y movilidad. Grandes ciudades alrededor del mundo, cuentan con una excelente planeación a mediano y largo plazo que mejore la calidad de vida de sus ciudadanos; desafortunadamente en Tijuana nos queda todavía mucho por recorrer al respecto.

El continuo caos vial por diversas vialidades de nuestra ciudad, la mala condición de las calles e incluso la falta de modernización y control en el transporte público, son asignaturas que deben ser prioritarias para nuestro gobierno local.

Es importante enfocarnos en que las próximas generaciones estén preocupadas por nuestra ciudad, que se enamoren de ella y que amplíen sus conocimientos, para que así puedan atender estas problemáticas con gusto, viendo por el bien de todos los que habitamos esta región.

Esto es lo que necesitamos en Tijuana, personas que realmente se comprometan por hacer bien las cosas en nuestra ciudad, que vean las grandes áreas de oportunidad con las que cuenta y que posteriormente, propicien las condiciones necesarias para que podamos competir con las grandes metrópolis de México. Estoy seguro que en conjunto, podremos hacer esto posible.

Que tengan todos ustedes, un 2022 lleno de alegría, mucha felicidad y éxitos.