Los Padres encuentran su SS

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

Por cuarto año consecutivo, los Padres llegaron al invierno con la misión de buscar un parador en corto sólido para poder llenar la vacante dentro de la alineación. A diferencia de las temporadas anteriores, en esta ocasión el club adquirió a un jugador por la vía del cambio, así como por debajo de los 30 años de edad.

Clint Barmes, Alexei Ramírez y Erick Aybar fueron las contrataciones de los últimos años y a decir verdad, no es ninguna sorpresa que ya no sean parte de la organización, puesto que el mejor béisbol de cada uno ya era cosa del pasado, lo cual es todo lo contrario para Freddy Galvis, quien llegó en un cambio de los Phillies.

Galvis, a un año de convertirse en agente libre, llega a San Diego justo después de las que han sido las dos mejores temporadas de su carrera, conectando 32 jonrones las dos últimas campañas y remolcando al menos 60 carreras en el 2016 y 2017, por lo que su llegada al lineup representa una presencia sólida para una posición que no tiene consistencia desde los días de Khalil Greene.

Con el prospecto élite Fernando Tatis Jr. en ligas menores, Galvis solo debe de ser una opción de una temporada, comprando tiempo a que el desarrollo de Tatis Jr. esté completo, sin embargo un jugador con el currículum de Galvis, ha registrado al menos 150 juegos los últimos tres años, representa un jugador profesional, que ha tenido éxito en Grandes Ligas y con ello ser un ejemplo para el resto del roster.

Una pequeña trivia

Con la excepción de Tony Gwynn, menciona al único jugador de los Padres en conectar 200 hits en una temporada.

Calentando en el Bullpen

Los Dodgers y los Bravos realizaron una transacción grande con la intención de transferirse contratos caros. Matt Kemp fue de regreso a Los Ángeles, mientras que Atlanta absorbió los contratos de Scott Kazmir, Brandon McCarthy y Adrián González. González fue dado de baja de manera inmediata, esa fue una condición requerida por él para aprobar el cambio, por lo que ahora se ha convertido en agente libre y ahora será él quien tenga un mayor control sobre sus opciones para el 2018, ya que con la presencia de Cody Bellinger, sus servicios ya no eran requeridos en Dodger Stadium.

En el círculo de espera

El mercado de la agencia libre continúa, mismo que ha sido muy lento en desarrollarse este invierno. Los nombres importantes continúan disponibles, entre ellos J.D. Martínez, Yu Darvish, Jake Arrieta, Eric Hosmer y Wade Davis.

Hosmer continúa sonando como una opción viable para San Diego, quien requeriría el contrato más lucrativo en la historia del club para convertirse en Padre. Mientras que como un factible Plan B, los Padres podrían voltear hacia Adrián González para la primera base, en caso de no llegar a un acuerdo con Hosmer. La flexibilidad de Wil Myers entre 1B y OF, les brinda esa opción para agregar un bat más.

Y la respuesta es…

Mark Loretta, conectando 208 en el 2004.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.

Compartir
Artículo anteriorSanta Clos no toma vino
Artículo siguienteHay nuevo sheriff