Los detalles

Por Dante Lazcano

Para muchos fue un partidazo, para otros fue un juego muy cerrado, para quien esto escribe el triunfo que sacaron los LA Chargers ante los San Francisco 49ers fue un encuentro lleno de imperfecciones en el que el talento ayudó a que la balanza se inclinara de lado de los electrizantes.

Hace dos semanas señalamos que el equipo del rayo está muy cerca, quizá más de lo que pudiéramos imaginarnos, de ser un equipo de calibre de Super Bowl, pues por no estar atentos a los detalles, apenas pequeños, terminaron por hundirlos.

Y ante los Niners, gracias a que enfrentaron a un equipo en construcción, pese a que fallaron un gol de campo, dos puntos extras, su pasador Philip Rivers regaló siete puntos mediante una intercepción, fueron capaces de escapar con la victoria en un encuentro en el que de nuevo los detalles les van a marcar la diferencia.

Hace algún tiempo Marty Schottenheimer me explicó que solo aquellos entrenadores que son detallistas trascenderán en la NFL.

Y si bien se ha extrañado a Joey Bosa en la línea defensiva de manera impresionante, al final esos detalles de ejecución están marcando la diferencia que en este momento  los tienen 2-2.

Afortunadamente les tocará enfrentar a equipos con marca perdedora como Raiders jugando en su nueva sede y luego ante Cleveland Browns lo que les permitirá mejorar con 4-2 pero ante un equipo conjuntado, y al parecer contendiente, como Tennessee Titans lamentablemente y en Londres los pondrán en su lugar.

Hay derrotas y derrotas

Cuando se dio a conocer hace tres años que el programa de futbol americano de los Aztecas de la Universidad de las Américas (Udlap), anunció que jugaría un partido ante los Toreros de la Universidad de San Diego muchos anticiparon que el equipo mexicano sería objeto de una tremenda paliza.
Recordemos que el programa de los astados en algún momento conquistó el campeonato nacional de la subdivisión I de primera división de la NCAA, mientras que los Aztecas han dominado el futbol americano universitario de México en los últimos años.

Vaya, el programa de los Toreros no es cualquiera, llegó a ser entrenado por Jim Harbaugh, excorebac de los Chicago Bears y entrenador en jefe de los San Francisco 49ers, actualmente dirige a Michigan Wolverines, y si el equipo sandieguino no compite contra programas como Alabama, Notre Dame o Florida State, entre otras cosas, es porque no otorgan becas y su estadio es muy pequeño.

Al final los Aztecas cayeron por una diferencia de tres touchdowns, resultado que para muchos fue una paliza, en lo personal mi conclusión fue que el futbol americano universitario mexicano no está tan lejos dado el resultado que se generó de lo que muchos pudieran asegurar.

Y para dejar claro que los Aztecas de la Udlap son el mejor programa de México, el fin de semana pasado propinaron la paliza del año pues superaron 71-0 a los siempre Osos del Cetys Tijuana, ahora conocidos como Zorros.

Mis dos centavos

Feliz cumpleaños Fernandita.