Los Bucs y el Superbowl

Por Dante Lazcano Martínez

Cuando todo esto empezó de la pandemia, confinamiento y tratamientos, yo les comenté que una buena fuente que labora en la NFL me comentó que la liga se convertiría en la única en jugar su temporada completa pero sería sin público, sólo el Super Bowl se permitirían aficionados ya que para entonces habría soluciones a un problema que detonó 9 meses y medio atrás.

Pues bien, debido a que en algunas plazas se ha permitido el ingreso de aficionados de manera controlada y les ha dado resultados positivos, la liga está considerando seriamente la posibilidad que para la realización de la edición XLV se jugará ante un 20% la capacidad del inmueble, en este caso en la sede de los Tampa Bay Bucaneers.

Aún falta media temporada y por cómo van las cosas los Bucs se empiezan a perfilar como un serio, pero en verdad, serio candidato para disputar el juego máximo de la liga, esto gracias a la presencia de Tom Brady, pero principalmente porque ha jugado al nivel que le conocemos desde el 2001.

Exceptuando cuando el San Francisco de Montana jugó en Palo Alto, California, ante el Miami de Marino, para aquellos equipos que a su ciudad sede les corresponde albergar dicho cotejo es prohibitivo, esto debido a que las pérdidas serían millonarias por movilidad, hotelería y servicios, este 2020 las cosas podrían ser distintas.

Y como de mover la menor cantidad gente se trata, no quiero imaginarme el costo que tendrán en la reventa los boletos para ingresar al partido, mismos que para el aficionado promedio es más allá de complicado conseguirlos, por lo que a partir de este momento veremos la carrera en la que los hombres se separarán de los niños.

¿Cómo vamos?

Estamos a punto de cumplir la mitad de la temporada, y aunque se juegue la semana 8, decimos a punto porque con eso que la liga ha reprogramado varios partidos debido a contagios por Covid, puedo afirmar que mi efectividad está por arriba del 70% a la hora de vaticinar ganadores y perdedores.

De tal  forma es que de 103 partidos disputados tenemos marca de 72-31, la semana pasada terminé con 10-4, foja que pudiera ser mejor pero ante lo extraordinario que ha sido el año es por ello que me han fallado algunos equipos.

Y a lo que sigue que es gerundio, aquí les dejo mis vaticinios de la semana 8: voy con Carolina, Buffalo, Tennessee, Raiders, Indianápolis, Green Bay, Kansas City, LA Rams, Baltimore, New Orleans, Seattle de domingo por la noche y en lunes “fly eagles fly” de Philadelphia.

Chargers llegará a Denver ante la grandísima oportunidad, por no decir que la única, de cortar esa larga racha de derrotas ante los equinos, claro, si son capaces de combinar las tres fases del juego, si es que quieren mantener la esperanza de continuar en la pelea de la división.

Mis dos centavos

Sólo pido que el 2020 le alcance a los Chargers, con eso que ya ganaron los Lakers y los Dodgers se vale soñar, ¿no?