Los Beltrán Leyva con plaza en DF

MÉXICO.- Células del cártel de los hermanos Beltrán Leyva operan en la zona sur de la ciudad de México por lo menos desde 2009, así lo dio a  conocer la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

 

Después de informar de la detención de otros cuatro implicados en el homicidio de cinco integrantes de la familia Sánchez Pérez, ocurrido en octubre pasado en la zona del Ajusco, el titular de la dependencia, Miguel Ángel Mancera Espinosa, explicó que se trata de integrantes del grupo denominado La mano con ojos, que busca controlar la venta de droga en esa parte del Distrito Federal.
 
Agregó que, en sus declaraciones, tres de los implicados aceptaron que trabajaban para un sujeto conocido como El Compayito, líder de La mano con ojos, y que la razón del multihomicidio fue porque se negaron a vender estupefacientes bajo las órdenes de su organización.
 
Estas personas, identificadas como Raúl Franco Hernández, El Rulas; Sergio Díaz Fernández, El Chapetes; Javier Gutiérrez Osorio, El Oso, y Édgar Meza Campuzano, El Güero, “tenían la instrucción de que esta organización distribuyera el enervante (a los narcomenudistas de esa área), que finalmente conectaría con la organización que realiza el trasiego en Morelos y la zona de Guerrero que tiene que ver con los Beltrán Leyva o con algunos de sus subordinados”, señaló el procurador.
 
Sin embargo, agregó, en La mano con ojos se han dado escisiones que dieron lugar al grupo denominado La nueva administración, con el que disputa el control de la zona, publicó La Jornada.
 
La orden que tenían estos sujetos, agregó Mancera Espinosa, era alinear a los vendedores de droga, como fue el caso de la familia Sánchez Pérez, en la que al menos dos de sus integrantes se dedicaban a esa actividad y tenían antecedentes penales.
 
El titular de la PGJDF admitió que estas personas ya operaban en otras zonas de la ciudad, específicamente en la delegación Magdalena Contreras, donde fueron detenidos, lo cual atribuyó al efecto cucaracha ocasionado por el reforzamiento de la vigilancia en la delegación Tlalpan luego del multihomicidio.
 
Los detenidos están relacionados con Eznel Cortés Jiménez, El Comandante, quien fue aprehendido en junio de 2010 por la Policía Federal, y que a su vez, según esa corporación, estaba vinculado a Édgar Valdez Villareal, La Barbie, y Gerardo Álvarez, El Indio. Incluso, al ser presentado ante los medios, Franco Hernández, presunto líder del grupo, dijo que recibía órdenes de ese sujeto.
 
Los detenidos, a quienes se les encontraron 30 envoltorios de cocaína, están relacionados con otros tres asesinatos. De hecho están confesos, salvo Meza Campuzano, aunque se encontraba con los otros tres cuando fueron aprehendidos en el momento en que intercambiaban la droga.
 
Mancera Espinosa añadió que entabló contacto con las procuradurías del estado de México y General de la República para que se verifique su posible implicación en otros ilícitos cometidos en esa entidad o del orden federal.
 
(Información tomada de La Jornada)