Llega el Mesías en Duna: Parte dos

Regresa Timothée Chalamet para esta segunda entrega de la Dune. Fotografía: Warner Bros.

Por Chema Castro III

El ascenso de un mesías para liberar a un pueblo, a un planeta, del opresivo sistema de poder, toma el centro de la historia de Duna: parte dos (“Dune: Part Two”) donde lo visual supera, por mucho, lo narrativo.

El director Daniel Villeneuve (Dune, Blade Runner 2049, Arrival) tiene buena mano para presentar la expansión, colores, muchos, muchos horizontes, de los paisajes, y prueba de ello es este nuevo filme de casi tres horas de duración.

¿Por qué tanto? Porque hay mucha historia que contar.

El planeta Arrakis está en tumulto: la Casa Harkonnen ha retomado el poder tras un sangriento enfrentamiento, y destrucción, de la familia Atreides, y resulta que todo fue autorizado por el Emperador (Christopher Walken).

En caso de que no recuerdes lo sucedido en la primera parte, no te preocupes, esta película te lo contará, y eso es algo curioso ya que realmente no es necesario haber visto la primera parte para comprender el segundo capítulo, porque hace resumen, o más bien, los personajes te cuentan lo sucedido antes y lo que se supone sucederá.

Ahí está el punto en contra de lo que básicamente es un filme puente o de transición: ver cómo Paul “Muad’Dib Usul” Atreides (Timothée Chalamet) asciende al poder en Duna, al ser venerado como el salvador de los Fremen, principalmente por Stilgar (Javier Bardem), aunque hay disidentes como Chani (Zendaya), quien además es el amor del supuesto mesías.

Atreides debe convencer a muchos de su destino, algo que se supone es parte de la mitología creada para mantener a los Fremen bajo control, solamente parte de la alegoría de la novela de 1965 de Frank Herbert, una publicación masiva con una legión de seguidores y no algo sencillo para adaptar para la pantalla grande.

Y hay mucha política de por medio: el barón Vladimir Harkonnen (Stellan Skarsgård) ha retomado el poder en el planeta productor de la especie con la cual se controla el universo, en parte gracias a la mano fuerte de su sobrino Beast Rabban (Dave Bautista), aunque otro integrante de la familia, Feyd-Rautha (Austin Butler), quiere tener la responsabilidad de eliminar a los Fremen y tener absoluto control del planeta.

A esto se agrega el Emperador y su hija, la Princesa Irulan (Florence Pugh), quien empieza a ver las acciones que se toman a puerta cerrada para mantener el control, pero la protección de su padre es su principal objetivo, no tanto mantener el trono; algo que aprende de la reverenda madre Mohiam (Charlotte Rampling) y un montón de exposición de historia adicional.

Eso ni hablar de la madre de Paul, Jessica (Rebecca Ferguson), quien se convierte no solamente en la Reverenda Madre del Dune, sino en el poder y motivación detrás de su hijo y, aparte, está embarazada.

Hay todavía más cosas: por fin vemos a los afamados gusanos de Arrakis en todo su enorme esplendor; dos o tres batallas de alto impacto; y otros detalles maravillosos en la pantalla grande, tanto que casi te hace olvidar los huecos en la historia, como el hecho que no puede Casa Harkonnen encontrar los escondites de los rebeldes, siendo que solamente hay unas cuentas zonas rocosas en la expansión de las dunas.

Dune se convierte en dos diferentes cosas para el público: para aquellos que son aficionados del material original, o que simplemente les gustó mucho la primera parte, es algo épico que no cansa; para otros, puede convertir en algo tedioso, aunque muy bonito, donde se cuenta mucha historia para llegar a unas peleas.

Dune: Part Two

  • Título en español: Duna parte dos
  • Reparto: Timothée Chalamet, Zendaya, Rebecca Ferguson, Javier Bardem, Josh Brolin, Austin Butler, Florence Pugh, Dave Bautista, Christopher Walken, Stellan Skarsgård, Léa Seydoux, Charlotte Rampling, Anya Taylor-Joy, Babs Olusanmokun, Souheila Yacoub.
  • Director: Denis Villeneuve
  • Guion: Denis Villeneuve, Jon Spaihts, Frank Herbert
  • Año: 2024
  • Duración: 2:46 hrs.
  • Género: Fantasía, Ciencia-Ficción
  • Calificación: ***½ (de cinco)