Llega el draft 2022

Por Dante Lazcano

Oficialmente el año nuevo para la NFL iniciará este jueves con la tradicional y ahora espectacular realización del Draft de jugadores o lotería.

Para muchos es el momento en el que los gerentes generales demuestran lo efectivos que son a la hora de detectar talento y llevárselo sobre la base de las necesidades que tenga el equipo ya que es cuando redondean el trabajo de haber ido por agentes libres y combinado con sangre nueva se establece el cimiento para tener a una franquicia ganadora.

Ejemplos de cómo franquicias se hicieron arrolladoras gracias al draft hay muchos, por ejemplo, Dallas en los noventas cuando canjearon a Hershell Walker con los Vikings.

En el caso de mis Chargers, con eso que lleva 10 años en el puesto de gerente Tom Telesco y a duras penas ha armado equipos que dos veces han ido a postemporada, este 2022 es el de su gran y quizá última oportunidad.

Primero porque son detalles los que requiere esa franquicia para meterla por lo menos al divisional, segundo porque tuvo sus contrataciones fueron muy buenas en agencia libre para resolver de inmediato necesidades y tercero porque tendrá 10 selecciones colegiales.

Mis Chargers seleccionarán en la primera, tercera, cuarta, quinta, dos veces en la sexta y 4 en la séptima, sin duda que el terreno ideal para cualquier gerente.

Y como mi editor me está urgiendo, la primera selección en Las Vegas de mis Chargers oscilará entre un liniero defensivo, un linebacker o un liniero ofensivo, recuerden que en el draft no se toma lo que se necesita sino que se toma al mejor jugador disponible sobre la base de las necesidades que tenga el equipo.

De tocho un poco

Desde hace muchos años, y no como mucho villamelón que hasta experto se convirtió a partir que vio Drive to Survive de Netflix, que he seguido la actividad de la Fórmula 1, más allá de estupefacto me dejó la declaración que hizo Lewis Hamilton, otrora siete veces campeón del mundo con Mercedes, en el sentido que, pese a que no se ha corrido ni una cuarta parte de la temporada, ya renunció al campeonato de pilotos de la Fórmula 1.

A partir de los cambios que se hicieron a los diseños de los coches para este año, si un equipo ha sufrido más de lo imaginado fue Mercedes y al margen que perdieron al eterno escolta llamado Valtteri Bottas, las cosas se les han complicado mucho.

Prueba de lo anterior fue ver cómo los oficiales de pista en el Gran Premio de Imola le sacaron banderas azules a Hamilton con el objeto que dejara pasar al líder y eventual ganador, Max Verstappen, en una fotografía que nunca nadie hubiéramos imaginado, no por lo menos ahorita, quizá en tres años.

Ahora, el problema no es que el piloto después de un tercer lugar en Bahrein, décimo en Arabia Saudita, cuarto en Australia y lapeado en Imola se descarte por el campeonato cuando restan 19 carreras ya que hay un mundo de puntos en disputa y no hay nada garantizado para nadie.

El verdadero problema es que el coche de Hamilton es muy lento acorde a las necesidades de la competencia, esto en palabras del piloto y su equipo, pero que aventara la toalla tan temprano es algo inesperado y decepcionante.

Mis dos centavos

La simplicidad es la última sofisticación: Leonardo da Vinci.