Línea recta: ¿Ventas atadas? 1000 días de Salario Mínimo

Cuántas veces, amigo lector, le ha pasado o ha escuchado que lo obligan a comprar un producto o servicio, (sin ser el mejor la mayor de las veces), como condición para poder ser sujeto de otro servicio diferente, por ejemplo al adquirir un auto con un banco o financiera o agencia lo fuerzan a ir con tal o cual compañía de seguros, por citar un caso.

Pues bien eso ya es historia, y a partir del día 10 de abril que se cumple el plazo de 90 días desde su fecha de publicación en el Diario Oficial de la Federación, quien no lo observe, sea Banco u otro prestador de Servicio o Producto Financiero se hará acreedor a una sanción de 1000 salarios mínimos diarios, cantidad respetable de arranque, y esto incluso lo puede usted ver en el portal de la Condusef (Comisión Nacional para Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros). 

Así entonces ¿qué está prohibido dentro de la Reforma Financiera publicada a principios de este año y de la que tanto se ha escrito y comentado?, le comparto algunos puntos que le pueden beneficiar por lo que merece conocerlos, aquí van algunos.

1.- En las cuentas de depósito, no se podrá condicionar el abrir una cuenta a que contrates adicional y simultáneamente banca electrónica o también llamada Banca por Internet con costo.

2.- En la contratación de un pagaré liquidable al vencimiento ya no le podrán forzar a que ahí mismo apertura una cuenta eje o de depósito para perfeccionar la operación.

3.- En el crédito al consumo, en el caso de los créditos de nómina, se prohíbe el condicionar previo a ser sujeto de este producto, el adquirir un seguro de vida o desempleo con determinada compañía, por el contrario, el cliente tendrá la facultad y facilidad de presentar el que más le convenga.

4.-En un crédito automotriz, se acabaron los esquemas de sale el crédito con seguro automático o atado, no más obligación de llenar al adquiriente de además del auto, seguro de incapacidad total y permanente más vida, además del seguro de la unidad, y todo con aquella con la compañía que más convenía a la financiera en ocasiones y no precisamente al adquiriente o comprador.

5.- Finalmente en créditos de casa o créditos a la vivienda, no más seguros de daños, vida, además de abrir cuentas para ahí pagar, etc. etc.., dirigidos a una Compañía Especifica, no más.

En todos los casos anteriores, al amparo de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros, se prevé una mayor apertura y participación de más compañías que busquen participar en el perfeccionamiento de contratos de Créditos en la mayoría de los casos, pero ahora con reglas de países avanzados, justo y necesario, a fuerza ni los pantalones entran, y era una práctica común, bienvenido 10 de abril, ya estamos esperando.