Liberan a Guillermo Trejo Dozal

Mexicali.- Después de permanecer preso por tres meses Guillermo Trejo Dozal fue liberado luego de que le fue concedido el amparo 10/2015 por la acusación de vender seguros sin autorización federal.

 

El ex secretario del gobernador Francisco “Kiko” Vega pagó una fianza luego de que su equipo presentara un amparo indirecto y se revocara la gravedad del delito, por lo que podrá continuar el proceso en libertad.

 

Al salir de las instalaciones, Trejo Dozal comentó a los medios en un lapso breve que se sentía muy bien, fuerte y con el corazón tranquilo, calificó la experiencia como dura pero agradeció el apoyo de su familia y de la gente. finalizó comentando que se tomaría un descanso para después expresar a los medios su postura respecto a la detención.

 

Guillermo Trejo Dozal fue dictado auto de formal prisión por el Juez Sexto de Distrito, Pedro Jaras Venegas el martes 24 de marzo lo cual fue dado a conocer por su abogado.

 

El caso

Quien fuera Secretario General de Gobierno en el arranque de la administración de Francisco “Kiko” Vega, fue detenido la tarde del miércoles 18 de marzo en la Garita de Mexicali, cuando cruzaba a Estados Unidos donde vivía desde abril del 2014, cuando tuvo que renunciar al segundo cargo más importantes del estado debido a una investigación en su contra por parte de Hacienda.

 

Agentes de aduanas lo pasaron a segunda revisión para enseguida detenerlo a petición de autoridades federales de México, ejecutando así la órden de aprehensión 21/2014 por delitos fiscales, concretamente por “realizar operaciones activas de seguros sin autorización federal”.

 

La orden para detener a Trejo Dozal se emitió desde el 1 de enero del 2014 por Pedro Jara Venegas, Juez Sexto de Distrito en Baja California, quien determinó que se acreditaron los agravios denunciados por Flavio Carlos Valadez, en su carácter de Director General de Delitos Financieros y Diversos de la Secretaría de Hacienda.

 

Guillermo Trejo se vio involucrado en este caso de delito fiscal, debido a que era o es socios de “Latino Servicios de Salud S.C. y/o Latino Health Care”, del que eran representantes, Raúl Ernesto Garnier Capillo, Gilberto Sing Hurtado, en su calidad de Presidente, y el propio Guillermo Trejo Dozal, que era el Secretario del Consejo de Administración y José Fernando Moncada González, representante legal, este último era funcionario de la Secretaria de Salud del Estado, y quien fue separado del cargo también desde abril pasado.

 

El presunto delito consistió en que esta empresa vendía servicios médicos a empresas, para sus trabajadores, en “abonos”, lo cual para la autoridad correspondiente caía en la figura de un seguro, para lo cual se necesita un permiso especial del cual se carecía, por lo que había una franca violación a la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros.

 

En su momento Trejo Dozal dijo que ya no formaba parte de dicha empresas desde el año 2011.

 

De acuerdo a un documento hecho llegar a Infobaja, la penalidad por este delito, de acuerdo al Código de la materia, establece de 3 a 5 años de prisión y de 1 mil 500 a 5 mil salarios mínimos, al concluirse la responsabilidad de los involucrados que facturaron unos 4 millones 679 mil 226 pesos de pagos de primas por servicios médicos al amparo de trece contratos que muestra la fiscalía federal en la orden de aprehensión.

 

En este caso las empresas contratadas, algunas de ellas citadas por el Ministerio Público Federal para que rindieran declaración testimonial fueron: Poiriez Properties, Interiores Aéreos, Aisling Industries Corp, Valley Spreader inc, Internacional Managment Services, Suterm Sección 83, Honeywell Turbo Technologies, Instituto Salvatierra, Furukawa de México S.A. de C.V., Derbis, Grupo García Montaño, Ochoa y Asociados S.C. y Panasonic Electric Works Mexicana S.A. de C.V.

 

Trejo Dozal duró alrededor de seis meses como Secretario General de Gobierno, y se vio obligado a renunciar ante la magnitud del problema, debido a la orden de aprehensión que existía en su contra y que libró por cerca de un año gracias a un amparo. Dicho amparo prácticamente “caducó”, explicaron las fuentes consultadas por Infobaja, y es por ello que se procedió a detenerlo.